La recaudación fiscal proveniente de grandes contribuyentes de enero a noviembre creció un 151% respecto al año anterior; el Servicio de Administración Tributaria (SAT) señaló esta cifra como histórica.

Según las cifras del SAT, durante los 11 primeros meses del año se recaudaron de grandes contribuyentes alrededor de 206 mil 845 millones de pesos (mdp), de los cuales 118,028 han sido de manera virtual y el resto en efectivo.

El organismo aseveró que “la administración general de grandes contribuyentes del SAT cerrará el año 2020 con una recaudación histórica. De enero a noviembre se han cobrado 207 mil mdp, que en términos nominales representa un 151% más que lo obtenido en el mismo periodo del 2019”.

La autoridad fiscal señala que durante la pandemia de COVID-19, gracias a los esfuerzos de recaudación se logró obtener 467 mil millones de pesos durante 2020, lo que equivale a un 2.3% del producto interno bruto (PIB). Este mismo porcentaje de “ingresos adicionales” también se obtuvo con la reforma fiscal de 2014.

 

Cabe mencionar que las proyecciones de crecimiento recaudatorio originalmente contempladas en la Ley de Ingresos para 2020 no se cumplieron, debido al impacto económico de la pandemia.

La autoridad fiscal señala que la política fiscal tomada permitirá que el país inicie la reactivación económica “en una posición de mayor ventaja que otras economías”.

Al respecto cita las posturas de organismos internacionales como la calificadora Fitch, que ratificó el grado de inversión de México, y que indicó que “los ingresos tributarios han sobrepasado las expectativas y las autoridades han podido disminuir la contratación de deuda en 2020”.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional evaluó como positiva la respuesta fiscal del SAT, que presentó resultados atípicos en comparación a otros países de América Latina y el G20, que reúne a las 20 economías más grandes del mundo.