¿Para qué?

Un Simulacro es una representación de acciones de respuesta, previamente planeadas y montadas con un escenario específico, diseñado a partir de la identificación y análisis de riesgos, así como la vulnerabilidad de los sistemas afectables.

El objetivo es poner a prueba la capacidad de respuesta de la población involucrada para:

  • Evaluar y corregir una respuesta eficaz ante posibles situaciones reales de emergencia o desastre.
  • Examinar que tan seguro es el inmueble y sus alrededores.
  • Preparar las acciones que se deben llevar a cabo para mejorar las condiciones de seguridad.
  • Diseñar rutas de evacuación, así como elegir el lugar donde se concentrarán las personas en caso de desastre.
  • Enlistar las herramientas y materiales que se recomienda tener a la mano para la autoprotección, comunicación y capacitación continua del personal.

Y en caso que ocurra…

¡Estemos preparados!