Con la relajación de las medidas restrictivas, las personas comenzaron a sentirse cada vez más cómodas al salir de sus hogares no solo para lo esencial, sino también para salidas, entretenimiento y, en consecuencia, compras. Este cambio en el comportamiento del consumidor impactó directamente al sector comercio, más específicamente al área de ventas. Según datos de Indeed, el sitio web de empleo número 1 en el mundo, se ha visto un aumento en el número de ofertas de trabajo para puestos como vendedor o asesor de ventas, con un 22.6% o asesor de ventas, con un 13.2%.

De acuerdo con Madalina Secareanu, gerente senior de Comunicaciones Corporativas de Indeed para LATAM, desarrollar y mejorar constantemente las habilidades de ventas puede ayudar a mejorar la interacción con los clientes y, como consecuencia, cumplir los objetivos de ventas. «Los expertos en ventas pueden usar las habilidades de ventas para construir una relación saludable y productiva entre ellos y sus clientes. Al comprender y mejorar las habilidades en comunicación no verbal, adaptabilidad y organización, los vendedores pueden mejorar su profesionalismo.”

Hay muchas habilidades importantes para conseguir un trabajo en ventas que deben pulirse para ganar protagonismo en el mercado. Indeed destaca 5 habilidades clave que pueden ayudar a quienes buscan trabajo en esta área.

1. Comunicación no verbal

La comunicación no verbal incluye las formas de cómo transmitir información sin usar palabras. Esto puede incluir lenguaje corporal, ya sea con expresiones faciales, posturas o contacto visual. También puede incluir gestos y hasta sonrisas. El uso correcto de la comunicación no verbal puede ayudar a los vendedores a comunicar su interés y compromiso a la persona con la que están hablando. Por ejemplo, un vendedor puede darle la mano cuando llega un cliente por primera vez, sonreír y sentarse frente a él o ella en la mesa. Mientras habla, el vendedor puede asentir con la cabeza para indicar que está escuchando y usar gestos con las manos para enfatizar sus puntos.

2. Adaptabilidad

La adaptabilidad es una parte importante de los profesionales de ventas porque les permite comprender rápidamente nuevas situaciones y encontrar soluciones para resolver problemas. Es una habilidad en la que la persona puede evaluar los cambios en una situación e identificar la mejor manera de comportarse. La resolución de conflictos y el pensamiento crítico pueden ser una parte importante de la capacidad de adaptación como vendedor. Esta capacidad les permite acercarse a cada cliente o cliente potencial con una estrategia única que se adapte mejor al consumidor.

3. Resiliencia

En ventas, la resiliencia es la capacidad de mantenerse positivo y continuar brindando al cliente el mejor servicio posible a pesar de los posibles obstáculos. Esto mejora el profesionalismo de los profesionales en ventas, al permitirles aprender de sus errores y recuperarse más rápido de los errores. La resiliencia también puede ayudar al vendedor a mantener la compostura cuando una interacción de ventas no sale como esperaba.

4. Organización

La organización permite que un vendedor administre bien su tiempo y esté preparado para reunirse con clientes y consumidores potenciales. Al estar organizado, el vendedor puede identificar mejor a los mejores consumidores potenciales para hablar. También pueden tener todos los materiales listos cuando hablen con el consumidor potencial, como documentos informativos o muestras. La organización también puede ayudar al vendedor a mostrar su profesionalismo en la gestión de transacciones y compras.

Por ejemplo, un vendedor puede usar la organización para evaluar a los clientes potenciales y crear un cronograma para llamarlos cuando sea más conveniente para ellos. El vendedor también puede tener lista toda la información sobre las ventas actuales y futuras para poder aconsejar al cliente sobre el mejor momento para realizar una compra.

5. Capacidad de improvisación

Aunque muchos vendedores exitosos usan guiones para estructurar sus presentaciones, también es importante estar preparado para improvisar. Personalizar la presentación a medida que se aprende más información sobre una empresa generalmente producirá relaciones comerciales más sólidas y más ventas que un guión ensayado. Improvisar el argumento de venta también puede ayudar a adaptarse cuando los clientes mencionan cualquier barrera o preocupación sobre el producto en cuestión.

Para mejorar aún más las habilidades de venta, Madalina menciona algunos otros consejos para ser contratado en el área de ventas con mayor facilidad. «Es bueno asistir con frecuencia a eventos de capacitación en ventas, practicar habilidades de venta con amigos y colegas y, por último, pero no menos importante, establecer metas específicas para mejorar las habilidades de ventas, de modo que puedas medir tu progreso. Por ejemplo, puedes ponerte una meta de ganar más clientes o aumentar tus ganancias o comisiones de ventas”.