Corría el año de 1872, había llovido mucho aquí en la Sierra de Juárez, la Laguna estaba llena de truchas, en el pleno albor de la madrugada, el antílope,  el venado, el borrego cimarrón y los potros salvajes bebían agua en ese vaso de cristal.

Desde regiones árticas habían llegado ya el pato silvestre y el ganso a comer apio y arroz.

En 1872 a sus 24 años de edad, al descubrir el remanso de aguas tranquilas, sentó sus reales en los alrededores de esta laguna que hoy lleva su nombre, allí sonrió a la tierra que le ofrecía trigo, maíz, remolacha y tierras prósperas para criar ganado; mientras en ese entonces, todo el mundo tenía puesto los ojos en las minas de oro del entonces Partido Norte. Era un ex militar llamado: Jacob B. Hanson procedente de Noruega. Enamorado de este bosque, fue el único extranjero que despreciando los yacimientos auríferos de Baja California, se contentó intensamente con el paisaje bucólico, soñador y romántico de la Laguna y decidió establecerse en lo que hoy se llama Laguna de Hanson, logrando adquirir los terrenos a los señores Urrea y Eggleton.

Poco tiempo después Hanson, se había convertido en un hombre muy rico, y contrajo matrimonio. El miedo de que le robaran su fortuna, ya que en ese entonces, no existía lugar seguro donde salvaguardar su dinero, decide esconderlo en sus bastas tierra donde consideró que nadie lo encontraría para llevárselo.

Empecemos por decir que cuando acabó la guerra contra los Estados Unidos y se dibujó la frontera entre México y nuestro vecino del norte, miles de extranjeros pasaron a nuestra península azuzados por la fiebre del oro. Muchos, al ver agotados los placeres en California, siguieron su búsqueda de rápidas fortunas en Baja California (Partido Norte). Toda la segunda mitad del siglo XIX fue de sobresaltos y violencia, de gavillas de bandoleros y de tropas de mercenarios en busca de botín o tierras.

En ese ambiente, contrastaba la presencia de Jacob B. Hanson. Lo que sobraba en la frontera era gente que se aprovechara de los demás a punta de pistola. Entre ellos estaban los hermanos Gaskill, Lumer y Sillas, conocidos rancheros de la pequeña población de Campo, a pocos kilómetros de la línea internacional con nuestro país.

Volviendo a los Gaskill, como el ganado de estos pastaba a ambos lados de la frontera, a este par de hermanos, junto con sus cómplices, también les gustaba robar el ganado de los rancheros mexicanos y, como no eran los únicos estadounidenses con semejantes mañas, pronto tuvieron enfrentamientos a balazos con otras bandas que se dedicaban a los mismos menesteres del abigeo y el contrabando. Pero hay que señalar que, aun siendo bandoleros con varios muertos en su haber, los Gaskill contaban con una fachada de respetables comerciantes, con su respectiva tienda a su nombre, donde la gente de las cercanías iba a aprovisionarse. Costumbre que, al parecer, fue conducta general de los comerciantes de las nacientes poblaciones fronterizas, donde exitosos empresarios fueron, también, criminales de la peor ralea.

Un cierto día del mes de julio de 1885, Hanson decidió tomar una calesa para dirigirse a San Diego, Estados Unidos, por cuestión de negocios. Pero al llegar a un pequeño pueblo Kiliwa llamado Milquetay, sitio a pocos kilómetros de la frontera entre Baja California y California, EEUU, el viajero desapareció misteriosamente sin dejar rastro. Esa zona tenía fama en esa época de ser sumamente peligrosa y llena de forajidos y malhechores.

Ante su desaparición, la esposa de Hanson se dirigió a Ensenada con el objeto de hablar con el gobernador del Partido Norte (hoy Baja California), para solicitar su ayuda.

El señor Juan E,.Montenegro se dirigió en persona a la Sierra Juárez. El 4 de agosto de 1885, un mes y días después, Luman Gaskill junto con Ward y Adams de nacionalidad americana, fueron sorprendidos y arrestados en la propiedad del Señor Hanson, herrando ganado que tenían la marca del Señor Jacob Hanson

En los interrogatorios las culpas recayeron sobre Gaskill, quien fue acusado por sus mismos compañeros de fechorías.

A propósito de la resolución final del juicio:

El periódico “La Voz de la Frontera” con fecha 15 de diciembre de 1886, presenta los detalles del juicio contra Ward y Gaskill, indicando que el resultado fue, que se encontraron no culpables de asesinato, pero si culpables de robo de ganado y allanamiento de morada. Sentenciados a cuatro años y veintitrés días de cárcel.

James Ward murió en la cárcel el 16 de ese mismo año.

La sentencia indicaba que tenía que ser cumplida en la cabecera del territorio, siendo esta, en la población de La Paz. Sin embargo por falta de recursos económicos para hacer el traslado del reo sobreviviente (Gaskill) y considerando los costos de manutención, el juez tomo a bien conmutar la sentencia a libertad condicional, y que el reo se presentara cada tercer día a firmar al juzgado.

El Sr. Gaskill permaneció en Ensenada, estableció una carnicería y cumplió con la sentencia impuesta. Al término de la misma, se trasladó a Campo, California, para no volver jamás a pisar suelo mexicano.

En 1914, Gaskill, cuatrero en Ensenada y distinguido ciudadano en Campo California, murió en su propiedad de Campo, como pasó a llamarse ese antiguo pueblo Kiliwa.

A la muerte de Hanson la noticia corrió, de que el noruego había enterrado su tesoro en sus tierras, y durante mucho tiempo éstas fueron objeto de destrucción, pues no faltaban ambiciosos que desearan hacerse del mismo.

Sin embargo, la búsqueda de los malhechores, que fueron muchos, fue infructuosa, pues nunca se encontró el tan famoso tesoro. Tal vez los tres forajidos gringos, se lo quedaron, nadie lo sabe.

Fuentes:

  • Gabriel Trujillo-. El autor es escritor, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua
  • Extracto del libro: Baja California, Tradicional y Panorámica de María Luisa Melo de Remes, 1962.
  • Rafael González y Bartrina-. Miembro del Seminario de Historia de Baja California y del Consejo de Administración del Museo de Historia de Ensenada.

Así la historia…

Aquí el video:

Fotografías, investigación, texto y video: Moisés Fco. López Smith

 

https://www.facebook.com/pi9arquitectosasociados

https://www.instagram.com/somos_nativos9

https://twitter.com/pi9lab

[email protected]

https://independent.academia.edu/MoisesFcoLopezSmith