La Organización de Naciones Unidas (ONU), considera que la celebración este sábado del Día Mundial de los Océanos es una «buena oportunidad» para explorar la cuestión de género en la relación entre los océanos y el ser humano y pide un esfuerzo a los ciudadanos para acabar con los plásticos en el mar.

Los océanos, que absorben cada año cerca del 25 por ciento del dióxido de carbono (CO2), celebran este sábado, 8 de junio, el Día Mundial de los Océanos, con el reto de enfrentar el problema de la contaminación por plásticos y la sobrexplotación de sus recursos.

La ONU quiere fomentar una mayor concienciación sobre el océano y las cuestiones de género y descubrir las posibles formas de promover la igualdad de género en actividades relacionadas con el océano, como la investigación científica marina, la pesca, el trabajo en el mar, la migración que se realiza por mar y la trata de personas, así como la formulación de políticas y gestión.

En términos ambientales, el océano absorbe cerca del 25 por ciento del CO2 que se emite a la atmósfera por la acción humana, lo que reduce el impacto de este gas en el clima. De hecho, la ONU destaca el papel como sumideros de carbono de los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales.

Por ello, la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, ha lanzado la campaña ‘Play it out’ para acabar con la contaminación por plásticos, ya que recuerda que después de décadas de uso excesivo y aumento del consumo de plásticos de un solo uso ha llevado a una «catástrofe ambiental mundial».

El Día Mundial de los Océanos fue propuesto en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, en 1992 como una manera de celebrar los océanos que comparten los países del mundo, de generar conciencia sobre su papel en la vida humana entre otros objetivos.

Según datos de la ONU, los océanos contribuyen a regular el clima y el tiempo y proporcionan oxígeno y alimentos así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general. Asimismo, son fuente de alimento y medicinas y parte fundamental de la biosfera, ya que los productos del mar son la principal fuente de proteínas para, al menos, una de cada cuatro personas en le mundo.

En la actualidad, aunque cubren más del 70 por ciento de la superficie de la Tierra, apenas está protegido el 1 por ciento de su superficie total. Entre la mitad y el 80 por ciento de la vida en la Tierra está bajo la superficie del océano, que constituye 90 por ciento del espacio habitable del planeta, aunque hasta ahora, menos del 10 por ciento de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el ser humano.