El textil mexicano vuelve a alzar la voz. El nuevo Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), que entró en vigor el pasado 30 de diciembre, no ha dejado conforme a la maquila mexicana.

El sector acusa que en los próximos tres años se perderán 250.000 puestos de trabajo de los 710.000 que conforman actualmente la industria textil y del calzado en el país norteamericano, según Negocios Inteligentes.

La competencia desleal y la triangulación con las principales preocupaciones de los empresarios del sector, especialmente por el ingreso al tratado de países como Vietnam o Malasia.

Además del textil, otros sectores de la economía mexicana como el agroindustrial, automotriz y electrónico. Sin embargo, se prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) de México se eleve un 1,5% en 2030 gracias a este acuerdo.