El desempleo es uno de los problemas más graves que se viven actualmente en México y el mundo, ya que la pandemia de coronavirus COVID-19 dificultó las acciones de los gobiernos para mejorar la situación económica y revertir esa situación. Uno de los sectores más golpeados, en este sentido, es el de la construcción.

Según el estudio de la institución financiera Citibanamex al 15 de junio, en mayo con respecto a abril, el número de empleados registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue de 345,000 personas menos.

A nivel anual hubo 800,000 empleos menos, lo que representa una reducción de 3.9%. Este porcentaje fue cuadruplicado por la industria de la construcción, rama que acaparó más desempleo y alcanzó una cifra de caída de dos dígitos, ya que registró -17.3% empleos.

En segundo lugar se ubicaron los servicios para empresa con 6.7% menos, después minería con una reducción de 6.2% y manufacturas con 4.4% Desde 1997, año en la que se comenzaron a registrar datos laborales, no había existido una caída del empleo de tal magnitud en México.

Citibanamex agregó que se tardará aproximadamente dos años en recuperar los niveles de empleo que existían previo a la contingencia sanitaria, ya que existe una débil Producto Interno Bruto (PIB).