Los ingresos tributarios registraron el peor octubre desde 2004, al disminuir la recaudación de los tres principales impuestos, el ISR, IVA y el IEPS a combustibles, de acuerdo con el Informe de finanzas y deuda pública liberado esta tarde por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El informe reportó que los ingresos tributarios en octubre de 2021 sumaron 253,019 millones de pesos, lo que representó una caída de 7.2% anual, la peor baja para un mismo mes de octubre desde hace 17 años.

La variación observada de la recaudación de impuestos en el mes referente es la más baja en lo que va del 2021 y continuó con una tendencia de desaceleración observada desde el mes de julio. La caída en la recaudación se explica por la baja en los ingresos obtenidos del ISR, IVA y del IEPS a combustibles.

El Impuesto Sobre la Renta aportó en octubre 131,228 millones, que es una cantidad menor en 1.1% respecto de octubre del año pasado, y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) recaudó 82,781 millones de pesos y sorprendió con una caída anual de 6.2%.

En tanto, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles sumó 11,077 millones a las arcas del gobierno en octubre de 2021, no obstante, la recaudación de ese impuesto se desplomó y cayó 57.1% a tasa anual, debido a la aplicación récord de estímulos fiscales a las gasolinas para mantener estables los precios al consumidor.

En el global, los ingresos presupuestarios sumaron 434,473 millones en el mes de referencia, que significó un aumento de 0,6% a tasa anual. Esta variación global resultó ligeramente positiva porque los ingresos petroleros lograron compensar la baja en la recaudación.

En el acumulado, que corre del periodo enero-octubre de 2021, los ingresos presupuestarios ascendieron a 4,756 billones, lo que significó un incremento de 5,1% respecto de igual periodo de 2020.

Al interior, los ingresos tributarios subieron 1.6% anual en el periodo de referencia, el ISR apenas tuvo un ligero aumento de 1,1%; el IVA subió 11,5% y el IEPS a cayó 24.6 anual.

Hacienda destacó que los ingresos petroleros del sector público registraron un crecimiento real anual de 64,3% con respecto al periodo enero-octubre de 2020 como resultado, principalmente, del incremento en el precio del crudo. Al interior, los ingresos del gobierno federal y Pemex mostraron incrementos reales anuales de 33.2 y 85.3%, respectivamente.

Añadió que a octubre, los ingresos tributarios mostraron un crecimiento real anual de 1,6% con respecto al periodo del año anterior.

La dependencia resaltó que a lo largo de los primeros tres años del sexenio, en promedio, los ingresos tributarios en enero-octubre, han representado 62,6% de los ingresos totales, lo que muestra una menor dependencia en las finanzas públicas de los ingresos petroleros y las mejoras en el marco tributario.