AMLO aseguró al principio de su administración que «la tarea de desempeñar el cargo de Presidente ha sido fácil», que su administración «ha enfrentado obstáculos, pero no son importantes, los podemos brincar, somos especialistas en carreras de obstáculos». «No tiene mucha ciencia gobernar, porque la política tiene que ver con el sentido común».

«Sí, fácil porque cuando hay honestidad se puede todo». «México es ejemplo a seguir en el mundo, en esta forma, en esta manera de gobernar con el pueblo, con honestidad, con austeridad, con eficiencia, con democracia». «Se mantendrá la política de fortalecimiento de la economía interna y de las actividades estratégicas». «La política… es un oficio noble que permite a la autoridad servir al prójimo». ¿Servir al prójimo equivale a que niños enfermos de cáncer fallezcan a falta de «quimios», o que 4 millones de compatriotas sucumban en la pobreza, o que el Insabi deje sin atención médica a la nación, o que hayan muerto más de 1 millón de mexicanos sin atención médica durante la pandemia, ya que muchas familias falsearon la causa de la muerte de sus seres queridos para poder inhumarlos?

«Es importante que aspiremos a la modernidad». O sea, ¿cerrar el paso a las energías limpias es aspirar a la modernidad, entre otros atrasos? «Tenemos siempre que pensar en lo nuestro, pensar en las empresas de México», ¿como cuando quebraron 1,500,000 pequeñas y medianas empresas por falta de apoyo financiero del gobierno? «Debe haber crecimiento económico y al mismo tiempo bienestar, crear riqueza para luego distribuirla en equilibrio». ¿Como cuando el PIB se desplomó casi un menos 9% en 2020?

Respecto a los enunciados anteriores, concedámosle el uso de la palabra a la realidad, en lugar de poner atención a la indigerible verborrea populista:

AMLO, el supuesto especialista en carreras de obstáculos, el mismo que insiste en la facilidad de gobernar, porque la política es de sentido común, pues resulta que el crecimiento económico de la 4T será el más bajo desde que hay medición del indicador, una tragedia para México, ya que el promedio en su administración será tan solo del 0.6% del Producto Interno Bruto, o sea el populismo autoritario se está desfondando si se le compara con el 2.1% de Peña Nieto, quien creó 400 mil empleos al año y redujo la pobreza en 2 millones de personas.

Es falso que cuando hay honestidad se pueda todo, como también lo es que México sea el ejemplo a seguir en el mundo, y más falso aún, que gobierne con el pueblo, con honestidad, eficiencia y democracia, cuando se trata de uno de los gobiernos más opacos y corruptos de nuestra historia, no somos el ejemplo de ningún país y se intenta destruir nuestra democracia, basta con observar el descuartizamiento del INE.

¿Es fácil gobernar? Los militares ya protestan a lo largo del país, como la nación lo hizo recientemente para defender la democracia. El crimen organizado ya se engulle a más de la mitad del territorio nacional, asesinan a un mexicano cada 15 minutos, matan a 12 mujeres al día, se busca a decenas de miles de desaparecidos, repatrian de EU a 700,000 mexicanos desesperados. Los congresistas norteamericanos amenazan con invadir México. Se disparó al 60% la economía informal, se desperdician los ahorros públicos al invertir en obras irracionales, se repiten las masacres a diario, la incertidumbre jurídica subsiste junto con la pavorosa inseguridad pública. Las instituciones se utilizan para intimidar a los ciudadanos, se apoya a los dictadores extranjeros, se violan los acuerdos internacionales del T-MEC, se divide a la sociedad arrancándole las costras históricas, se destruyen los sistemas educativos, la ley ya no es la ley, se daña gravemente la marca internacional «México», se contrae la inversión extranjera y se produce una fuga de capitales. Desde la conferencia mañanera se insulta a los opositores, se envenena la convivencia política, se viola sin ambages la Constitución, se chantajea a los poderes federales y a los gobiernos locales, la mafia del poder a su máxima expresión.

Es muy fácil gobernar cuando el objetivo es destruir al país, el producto del esfuerzo patriótico de muchas generaciones de mexicanos.

www.franciscomartinmoreno.com