El arzobispo electo de la Arquidiócesis de Tijuana, Francisco Moreno Barrón, recibió de manos del Santo Padre Francisco el palio arzobispal, junto con otros arzobispos metropolitanos que fueron nombrados durante el año.

Por ello el Administrador Apostólico, Don Rafael Romo Muñoz, lo felicita en este día tan especial: “mi bendición y oración por el Arzobispo electo, Francisco Moreno Barrón. Este día el Papa Francisco recibe a todos los arzobispos. Los recibe y les entrega el palio, que es el distintivo del arzobispo”.

Además destacó: “el palio significa un gesto de confianza y comunión”.

El palio arzobispal será impuesto por el Nuncio Apostólico en la ceremonia de recibimiento de cada sede metropolitana.

El Arzobispo electo, Moreno Barrón, tendrá la ceremonia de bienvenida el próximo 11 de agosto.

Romo Muñoz también explicó que el arzobispo metropolitano es el coordinador de una región, en este caso de la Provincia Eclesiástica Baja California.

Compartió que el actual Obispo Administrador Diocesano de Tlaxcala, Moreno Barrón, es el tercer obispo de la Diócesis de Tlaxcala, la cual fue la primera constituida en México pero años después fue absorbida por otra diócesis. Y hace más de 60 años volvió a su autonomía como diócesis.

Y aunque la Diócesis de Tlaxcala es pequeña en extensión es muy dinámica. Y el número de habitantes es la mitad de los que tiene la Arquidiócesis de Tijuana, constituida por Tecate, Playas de Rosarito y Tijuana.

Mencionó el Administrador Apostólico que al venir a esta diócesis va a significar un reto para Moreno Barrón, pero es un hombre muy dinámico.