La sección mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Agua (CILA) de la cancillería mexicana y y la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) firmaron un convenio de colaboración para atender la situación de los derrames de aguas residuales transfronterizos hacia California, Estados Unidos.

A través de este acuerdo se pretende definir las acciones necesarias para que la CILA se haga cargo de la rehabilitación, operación y mantenimiento de los sistemas de bombeo que captan los flujos de las aguas residuales transfronterizas del río Tijuana.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que estos derrames transfronterizos han ocurrido por mucho tiempo en detrimento de la sustentabilidad de la cuenca del río Tijuana.

La dependencia ha realizado las gestiones pertinentes con distintos organismos del Gobierno Federal para la programación y obtención de los recursos necesarios. Estos serán destinados de manera inmediata al análisis y solución del problema, de manera gradual pero definitiva, de las aguas transfronterizas.

El convenio de colaboración fue firmado el lunes en la sede de la Cancillería por Francisco Vega de Lamadrid, gobernador de Baja California, y Roberto Salmón Castelo, comisionado mexicano de la CILA.