Funcionarios de salud celebran que, por fin, hay una vacuna contra el Covid-19 que requiere una sola aplicación. Esto podría acelerar la vacunación en USA.
Este sábado 27 de febrero, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) autorizó formalmente el uso de la vacuna de Johnson & Johnson contra el Covid-19. Esto prepara el camino para que la vacuna de una sola dosis empiece a aplicarse en breve.

De acuerdo con un restudio realizado en tres continentes, la vacuna de Johnson & Johnson tiene un 85% de efectividad contra enfermedades graves, hospitalizaciones y muerte por Covid-19. Además, la vacuna mantuvo su protección incluso en los países donde se está extendiendo la variante sudafricana.

Los funcionarios de salud han esperado con impaciencia una vacuna de aplicación única. Esto, debido a que quieren acelerar las vacunas en una carrera contra el coronavirus y sus preocupantes mutaciones.

Hasta el sábado por la noche, más de 28.5 millones de estadounidenses se contagiaron de Covid-19. Y, en total, casi 512 mil personas han muerto a causa de la enfermedad, según el Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

“Cuantas más vacunas de alta eficacia podamos poner en juego, mejor”, dijo Anthony Fauci, experto en enfermedades infecciosas, antes de la decisión de la FDA.

Un panel asesor de la agencia aprobó por unanimidad la vacuna el viernes. Sin embargo, aún falta la autorización oficial.

La vacuna de una dosis de Johnson & Johnson es la tercera aprobada por la FDA. Antes, esta agencia aprobó las vacunas de dos dosis fabricadas por Pfizer-BioNTech y Moderna.

Tal vez te interese:  ¿Trump puede abrir una puerta a la ciudadanía para los dreamers?

Johnson & Johnson ha dicho que espera entregar 20 millones de dosis de su vacuna en Estados Unidos para fines de marzo. También entregará otros 100 millones para el verano, según informó The Associated Press.

Johnson & Johnson también está solicitando la autorización para el uso de emergencia de su vacuna en Europa. Además, busca el aval de la Organización Mundial de la Salud.