La falta de mantenimiento y de bombeo del acueducto Río Colorado a la Presa El Carrizo son algunos de los factores por los cuales se dio una escasez de agua en Tijuana y Rosarito, por lo que el implementar los tandeos en el servicio fue una medida adecuada.

Lo anterior lo declaró el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación de Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, Gabriel Valenzuela Moreno, quien comentó que para el gremio constructor fue una noticia impactante el saber que no había agua suficiente.

“Esto es una crisis que se causó por muchas razones, donde el efecto es que no nos alcanza el agua y se tienen que hacer tandeos para hacer una distribucion equitativa en la poblacion. Esta situación nos está dando el mensaje de que tenemos que valorar el agua, tener un mejor uso, ahorrarla”, indicó.

La población tuvo que entrar en una cultura del cuidado del agua de una manera forzada, lo cual es necesario ante la insuficiena del líquido, donde es fundamental adoptar hábitos como el cerrar la llave mientras se enjabonan los platos; no limpiar patios y banquetas con la manguera; bañarse en menos de cinco minutos, entre otras medidas.

“Según la información que tenemos es que se dejó de bombear el agua del acueducto Río Colorado hacia la presa El Carrizo, para ahorrar el gasto en energía. Es una de las principales razones, porque agua sí tenemos del Río Colorado, pero no la tenemos aquí”, apuntó.

El dirigente de la CMIC mencionó que gran parte del problema de escasez del agua es que se dejó de dar mantenimiento a todo el sistema de bombeo, el cual ya está obsoleto y, por tanto, se tienen que renovar equipos con tecnología más eficiente.

Gabriel Valenzuela consideró que los tandeos tiene que ser una medida temporal, donde la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) tendrá que ir evaluando, con base en los resultados de las primeras semanas, por cuánto tiempo se tendría que prolongar la medida.

“Nosotros en la CMIC tenemos empresas especialistas en sistemas de bombeo y saneamiento, y siempre hemos estados atentos a trabajar con la CESPT para que dé el servicio a la población, incluso en este momento hay socios trabajando en el saneamiento”, aseguró.

Por otra parte, el presidente de la CMIC enfatizó que el pasado martes 19 de noviembre se tuvo una reunión con el acalde de Tijuana, Arturo González Cruz y parte de su gabinete, donde se firmó un convenio de colaboración.

Valenzuela Moreno precisó que este convenio se formaliza con cada adminsitración municipal en el que los afiliados de la CMIC ponen a disposición maquinaria y equipo para cuando ocurre alguna contingencia.

Tal fue el caso de los pasados incendios por los vientos de Santa Ana, en que socios de cámara dispusieron de carros cisterna y pipas de agua para apoyar al cuerpo de Bomberos de Tijuana.

“Lo que hacemos es sectorizar la ciudad y ver qué maquinaria está disponible para llevarla a donde se necesite, para que la gente no se sienta aislada en sus colonias en casos de emergencia. Esto es parte de nuestra responsabilidad social como organismo”, finalizó.