Con la publicación de un nuevo decreto en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el gobierno de México entregó el control total de la operación de las aduanas del país a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina.

El documento firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador deja sin efecto los cambios publicados en 2021, y amplía las facultades de la la Sedena y la Marina, a las que encarga ordenar y practicar actos de revisión, reconocimiento, verificación de mercancía en transporte al interior de las aduanas.

Además faculta a la Defensa Nacional y la Marina para participar como Unidades Responsables en los vehículos financieros, tales como fideicomisos públicos, que sean necesarios para la operación de las aduanas.

De acuerdo con el decreto publicado el 24 de mayo de 2022, la Sedena y la Marina podrán participar con la Unidad de Administración y Finanzas, en el diseño, organización e instrumentación de los programas de capacitación para el personal adscrito a las Aduanas, excepto en lo relativo al Centro de Formación Aduanera, sin embargo quedan exentas de la interpretación jurídica de las disposiciones aduaneras, en materia de servicios aduanales y del despacho aduanero a que se refiere el artículo 35 de la Ley Aduanera.

Las modificaciones al Reglamento Interior de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y del Reglamento Interior del Servicio de Administración Tributaria permitirán a las fuerzas armadas instrumentar y, en su caso, autorizar proyectos de tecnología de control de inspección no intrusiva en el reconocimiento aduanero o en la verificación de mercancía en transporte al interior de la Aduana, así como las acciones que de estos proyectos deriven, considerando los servicios de soporte y mantenimiento especializado que coadyuven en la operación aduanera.

Además de colaborar con la Dirección General de Investigación Aduanera en la planeación y organización de estrategias que permitan crear e instrumentar mecanismos y sistemas para prevenir y combatir conductas ilícitas relacionadas con la entrada y salida de mercancías del territorio nacional.

En el artículo 34 del Reglamento Interior de la Agencia Nacional de Aduanas de México también señala que la Sedena y Semar estarán a cargo de fomentar valores y principios como el amor a la patria, honradez, honestidad, transparencia y rendición de cuentas y fortalecer los principios de identidad y lealtad institucional en el personal civil y militar que se desempeñen como autoridades aduaneras.