En las elecciones locales registradas este año participan seis entidades: Aguascalientes, Hidalgo, Oaxaca y Tamaulipas para la elección de gobernador; Durango, para la gubernatura, los 39 ayuntamientos y sindicaturas, y 327 regidurías; y Quintana Roo, para la gubernatura, 15 diputaciones de mayoría relativa y 10 de representación proporcional.

De acuerdo a los Listados Nominales de los Electores Residentes en el Extranjero, la participación esperada de los mexicanos en el extranjero fue sólo en las elecciones de los estados de: Aguascalientes, con 1,022 registros; Durango, con 2,402 registros; Oaxaca, con 4,286 registros; y Tamaulipas, con 2,529 registros; donde Oaxaca representó cerca del 42 por ciento de todos los registrados.

De acuerdo a las estadísticas de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el número de matrículas consulares emitidas por Consulados Mexicanos en los Estados Unidos para los residentes de dichas entidades fueron del orden de: 4,663 matrículas a residentes originarios el estado de Aguascalientes; 12,409 matrículas a residentes originarios del estado de Durango; 36,621 matrículas a residentes originarios del estado de Oaxaca; y 15,649 matrículas a residentes originarios de Tamaulipas.

De lo anterior, sobresale que, del Listado Nominal de Electores en el Extranjero, los residentes oaxaqueños en los Estados Unidos tuvieron la mayor presencia, la más grande de las entidades con procesos electorales. Sin embargo, tan sólo representó el 12 por ciento del total de matrículas consulares registradas, para participar en los comicios locales de su entidad, siendo proporcionalmente la participación más baja de la diáspora oaxaqueña en el vecino país del norte.

Por el contrario, el caso particular de los hidrocálidos registrado dentro del Listado Nominal de Electores en el Extranjero, alcanzó una proporción del 22 por ciento respecto del total de las matrículas consulares emitidas para dicha población en los Estados Unidos, siendo la entidad que mayor interés reflejó a través de sus registros.

En segundo lugar, se posesionaron los residentes duranguenses en Estados Unidos, ya que el 19 por ciento de los connacionales del total de matrículas consulares, fueron los que se integraron al Listado Nominal de Electores Residentes en el Extranjero.

Finalmente, en tercer lugar, se ubicó la diáspora tamaulipeca en el vecino país del norte, significando un 16 por ciento en el Listado Nominal de Electores Residentes en el Extranjero, respecto del total de las matrículas consulares otorgadas para dicha población.

Si bien, el interés electoral reflejado por los mexicanos de dichas entidades que residen en los Estados Unidos, podríamos considerarlo bajo, ya que osciló en una proporción de entre 1 de cada 5 personas y 1 de cada 6 de los connacionales, lo cierto es que deja permear dos aspectos importantes:

Primero, existe un potencial electoral que puede ser explotable por los grupos políticos de interés o los partidos políticos, que por su número pueden ser definitorios para dar un vuelco a las preferencias del electorado local, particularmente en aquellas entidades con mayor número de residentes en los Estados Unidos.

Segundo, el bajo interés por esta población en registrarse dentro del Listado Nominal de Electores Residentes en el Extranjero, plantea la necesidad de estrechar los lazos con estas comunidades y proporcionarles a través de la educación y capacitación, el conocimiento necesario para que conozcan la vigencia de sus derechos políticos en nuestro país. Además, de propiciar los valores cívicos para el reconocimiento de sus raíces, que constituya una motivación suficiente para motivar la participación política en el país que los vio emigrar en búsqueda de mejores condiciones de vida, porque no fue capaz o no generó las condiciones apropiadas para la superación de sus familias ni la suya propia.

¿Usted qué piensa?