El histrión recorrió nuevas rutas en el ámbito artístico luego de que prestara su voz al famoso pintor holandés en el filme “Van Gogh: pinceladas de un genio” estrenado en el Domo IMAX. De este tema charló con el periodista Jaime Cháidez en la sesión más reciente del ciclo de literatura «Conversando con…”.

“Tijuana tiene que ver totalmente con este nuevo proyecto”, expresó Mario Iván, al hablar de su libro: “Vincent, Girasoles contra el mundo” que ofrece además de una exhaustiva biografía, una pieza de dramaturgia en honor al autor de pintura “La Noche Estrellada”.

Entusiasta y afable el novel escritor refirió: “me di cuenta que sus encuentros y desencuentros amorosos, su evolución pictórica su vida novelesca, la absoluta incomprensión de su talento en vida, así como el delirio y la fiebre que hay en nuestro tiempo por él, me prestaban más que suficiente material para incursionar por vez primera en la escritura, algo que quería de tiempo atrás”.

Múltiples anécdotas complementan el libro y hacen de esta biografía algo singular junto con la obra de teatro que también forma parte de esta publicación, “había que hacer una biografía única alrededor de mi experiencia como un actor mexicano con Van Gogh” expresó el entrevistado.

Luego de escrudiñar en Europa la vida del pintor mediante una investigación hemerográfica, Mario Iván encontró a un “personaje en extremo excéntrico, escandaloso, que bebía mucho, prostibulario, las autoridades de Arlés en Francia redactaron un documento que aún existe desterrando a Van Gogh de su ciudad”.

Contradictoriamente Arlés vive de la fama del artista que alguna vez expulsó explica el biógrafo mexicano, “ese rechazo le costó a esa ciudad que no haya una sola pintura original en la ciudad donde creo tanto, un hombre que pintaba restaurantes donde no podía sentarse a comer”.

La investigación para dar forma a este libro llevo al dramaturgo a unirse a una serie de expertos que postulan a contrapelo de la historia oficial una interesante teoría: “Steven Naifeh y Gregory White Smith junto con el patólogo forense Vincent Di Maio aseguran que el pintor pudo haber sido víctima de un homicidio imprudente señalan a un adolescente siniestro René Secrétan fue quien le disparó.

Su labor indagatoria lleva al autor a entusiasmarse al hablar del artista postimpresionista: “si Vincent hubiera querido terminar con su vida no hubiera dejado una carta tan meticulosa a su hermano, la que estaba en su saco, donde le pedía materiales, pinturas, pinceles, lienzos”.

Mario Iván con emoción situó el escenario adverso en que falleció Van Gogh y que hoy contrasta con la fama que su obra pictórica alcanza: “se apilaban los cuadros en la casa de su hermano, había un movimiento que exigía que se quemaran las obras de Vincent por juzgarlas demoníacas, capaces de despertar la locura”.

Finalmente al hablar de su versatilidad como cuentista, actor y creador de audiolibros para niños, Mario Iván Martínez evoca a su admirado pintor: “para el arte, donde hay una necesidad de tiempo, valdría la pena vivir más de una vida y no me alcanzaría está y otra vida para hacer todo lo que quiero hacer en el tenor del trabajo con los niños, parte medular de mi desempeño”

“Este libro me permitió probarme como dramaturgo, productor, actor, diseñador de vestuario, autor de literatura infantil y retarme constantemente, de eso se trata, de crecer y aventarse como el mismo Vincent decía, los pescadores saben qué el mar es peligroso y la tormenta terrible, pero eso no les impide hacerse a la mar” citó a manera de despedida el autor.

Siga las redes sociales del Cecut en Twitter (@cecutmx), Facebook (/cecut.mx) e Instagram (@cecut_mx).