Uno de cada tres directores ejecutivos de empresas en México creen que la mayoría de sus empleados trabajarán a distancia al menos dos días a la semana durante los próximos tres años, reveló la consultoría internacional KPMG.

De acuerdo con el estudio: “CEO Outlook”, que revela las perspectivas económicas y de negocios de hombres y mujeres en la dirección general (CEO) de empresas globales y de México, quienes comparten sus planes, estrategias y expectativas para los próximos tres años, 30 por ciento de los directivos consideró que buscará contratar colaboradores que trabajen predominantemente a distancia.

Durante la presentación del estudio, Víctor Esquivel, socio director general KPMG en México y Centroamérica, resaltó que durante el 2020, durante el apogeo de la pandemia de Covid- 19, ocho de cada 10 CEO en México planeaba reducir su huella física o espacio de oficina; sin embargo, para septiembre de 2021, el 12 por ciento de los directores planea disminuir su huella física o espacio de oficina.

El estudio, cuya muestra fue de mil 325 consejeros delegados procedentes de 11 mercados, pone el foco en el sector empresarial tras un año y medio de pandemia, destacando la tendencia hacia un entorno laboral más flexible y la confianza en la recuperación económica.

“La flexibilidad y los mayores incentivos son necesarios para retener al talento, evitando realizar cambios generalizados que afecten el futuro del trabajo”, afirmó el especialista.

Esquivel comentó que a pesar de la continua incertidumbre en torno a la pandemia, los CEO confían cada vez más en que la economía mundial se está volviendo fuerte, lo que ha colocado al liderazgo en una posición de crecimiento agresivo.

Los directores ejecutivos también buscan expandirse orgánicamente, por lo que se espera un incremento en fusiones y adquisiciones en el país, como respuesta a un mayor crecimiento entre las empresas nacionales.

Sólo 42 por ciento de los entrevistados en el país priorizará el desarrollo de las habilidades de su fuerza laboral antes de la inversión tecnológica; pero el restante 58 por ciento invertirá en tecnología.

“El 86 por ciento de los directores ejecutivos en México confía en el crecimiento económico, toda vez que 76 por ciento percibe una recuperación en forma de “V”, por lo tanto, 90 por ciento confía en el crecimiento de su organización”, describió Esquivel.

Los directores ejecutivos de las empresas mexicanas enfrentan al menos tres riesgos: cadenas de suministro, ciberseguridad y riesgos de cambio climático o ambiental, reveló la consultoría internacional.

En el estudio: “CEO Outlook” se reveló que 60 por ciento de los participantes mexicanos piensa que las cadenas de suministro han tenido un mayor estrés durante la pandemia.

Asimismo, las organizaciones están listas para reinventarse y aumentar su inversión en prioridades ASG, criterios que consideren factores ambientales, sociales y de gobernanza, y es que 42 por ciento de los CEO consideró que no cumplir con esta visión reducen las ventajas competitivas, lo que impacta en los resultados finales.