Los inmigrantes pueden significar un atractivo para la inversión y un impulso para la economía, pero es necesario integrarlos adecuadamente al entorno económico y social del país, según el estudio “Inmigración en México: más apertura, menos barreras”.

“Es fundamental para la economía mexicana generar más apertura y menos barreras para los inmigrantes con alto capital humano y capacidad de inversión –o de atracción de inversión– para dinamizar su economía, impulsar la innovación y atraer capital”, según el documento.

Y es que, en el contexto en que las proyecciones apuntan que los flujos migratorios en el territorio nacional incrementarán de manera inminente, “se debe de actuar de manera proactiva y decisiva para reformar sus instituciones, activar al sector privado, y concientizar a la sociedad para incorporar de manera eficiente a las comunidades migrantes en México”

Y en el tema de personas inmigrantes altamente capacitadas, es un área de oportunidad para México, pues la investigación indica que en países en vías de desarrollo, la contribución de los inmigrantes al PIB de las naciones receptoras asciende a 7%.

El estudio refiere que las startups con al menos un fundador extranjero reciben mayores niveles de inversión, generan empleos y tienen mayores probabilidades de éxito, ya que logran comprender el ecosistema en el que se desarrollan y encuentran grandes áreas oportunidad que aún no se han explorado en el país.

De acuerdo con una muestra de 328 fundadores de startups ubicadas en la Ciudad de México, el 31% fueron identificados como extranjeros. Estos extranjeros han creado al menos nueve mil 800 empleos y recaudado 1.72 mil millones de dólares.

Pese a los beneficios que brinda la comunidad inmigrante al país, aún se observan retos en los trámites de regularización migratoria que desincentivan la intención de aclarar su estatus.

El artículo séptimo de la Ley Federal del Trabajo impide que más del 10% de la plantilla de trabajadores de una empresa sean extranjeros, cuando actualmente se requiere una fuerza laboral diversificada, dijo Axel Cabrera, autor del estudio.

“La innovación se crea con pensamientos distintos”, afirmó el también investigador en la US-Mexico Foundation.