Desde hace semanas, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha estudiado la idea de hacer obligatorio el uso del buzón tributario para todos los contribuyentes, así como el aumentar la cuantía de multa para quienes no tengan actualizados sus datos.

Así lo declaró el abogado fiscalista Jorge Pickett Corona, al mencionar que la autoridad fiscal contempla el uso obligatorio de dicho buzón, ya que de esta manera el SAT tendría un mayor control de los contribuyentes.

“El motivo de la reforma, de acuerdo a lo planteado por la autoridad fiscalizadora, es que los contribuyentes suelen dar información errónea de contacto, por ello, para asegurar que la información está bien, todas las promociones se harán a través del buzón tributario, así como solicitudes, avisos, cumplimiento a requerimientos y consultas”, destacó.

El buzón tributario es una aplicación que se ejecuta dentro del portal del SAT y que se utiliza como herramienta de comunicación entre la autoridad fiscal y los contribuyentes.

A los contribuyentes les sirve para realizar trámites, presentar promociones, depositar información o documentación, explicó Pickett Corona, así como para atender requerimientos y obtener respuestas a sus dudas.

Mientras que el SAT lo utiliza para notificar actos administrativos y responder a los contribuyentes, además que lo puede usar cualquier persona, física o moral, que tenga la necesidad de realizar trámites ante el SAT.

“Se ha comentado sobre la iniciativa para modificar el artículo 17-K del Código Fiscal de la Federación, el cual cita que las personas físicas y morales inscritas en el Registro Federal de Contribuyentes tendrán asignado un buzón tributario, consistente en un sistema de comunicación electrónico ubicado en la página de Internet del SAT”, refirió el abogado fiscalista.

Por lo que, con la iniciativa, se obligaría a todos los contribuyentes a habilitar su buzón, además de que deberán mantener actualizados los medios de contacto, ya que si no cumplen con dicha premisa, se entenderá que el contribuyente no quiere recibir notificaciones a través del buzón, por lo que a partir de ese momento, todas las notificaciones serían por estrados.

También se propone, dijo, una reforma al artículo 86-D del Código Fiscal, con lo que la multa por no tener actualizados los datos del buzón tributario sería de 3 mil 80 hasta 9 mil 250 pesos.

“Pero no se trata de una sola multa. Dar datos erróneos solo es la primera multa, ya que cada vez que el SAT envíe notificaciones, avisos o cualquier otra cosa al buzón y no se revisen, se irán acumulando nuevas multas. Al final, como la información no es la correcta, pasará mucho tiempo antes de que el contribuyente revise estas notificaciones”, advirtió Jorge Pickett.

Por último, subrayó que de acuerdo con algunos especialistas, la idea es eliminar la corrupción y que, al ser obligatorio tener los datos actualizados, será imposible que los contribuyentes aleguen que no les llegó la información.