Después de meses de intenso trabajo, llega la hora de descansar en la casa o apartamento de vacaciones. Estas viviendas ofrecen un ambiente ideal para desconectarse de la rutina y el estrés. Pero para que esto suceda, se tiene que crear una atmósfera agradable y relajada.

Es preciso no descuidar la funcionalidad o la estética del espacio, para que sea pacífico. Con la elección del correcto mobiliario se crea un ambiente memorable. Sin embargo, no es una tarea sencilla de llevar a cabo.

Por eso, en esta nota presentamos una serie de tips para amueblar y preparar una casa de vacaciones.

Menos es más

Una casa de vacaciones debe ser funcional y práctica. Lo ideal es vestirla con muebles que tengan líneas simples, otorgando espacio y frescura. No es necesario invertir grandes sumas para conseguir muebles que cumplan con este objetivo.

Comprar un sofá cama barato de madera clara es una excelente opción para la sala, que además, aporta un lugar extra para dormir. Se puede vestir el colchón con una manta de lino. Estos tejidos le dan un toque moderno a los ambientes.

Un banco con capacidad de guardado es otra buena opción para sumar estilo, a la vez que espacio funcional. En una casa de vacaciones, hay que maximizar el disfrute. Al optar por muebles con doble función, se logran reducir las superficies para limpiar.

Colores

Un color ideal para no sobrecargar la casa es el blanco. Pero, esto no significa que no puedan existir detalles coloridos. Los colores pasteles son excelentes para decorar, aportando luminosidad y sensación de amplitud.

Si se tienen ventanales con vistas al paisaje, es importante no saturar para no quitar protagonismo al entorno natural.

Decorar la piscina

Otro espacio clave de una casa de vacaciones es, sin dudas, la piscina. Por eso, resulta muy importante preparar el espacio y decorarlo para ofrecer todas las comodidades necesarias para disfrutar al máximo.

Entre los elementos indispensables, no pueden faltar los sillones y mesas de exterior, así como tampoco las colchonetas infantiles inflables. Otro aspecto clave es la iluminación, para continuar el disfrute a la noche.

Fibras

Los materiales naturales son tendencia en casi cualquier estilo de decoración actual. ¡Las fibras no deben faltar! ¿Cómo incorporarlas? Una alfombra de colores suaves en la sala o el porche brindará un toque de calidez incomparable.

Otra forma es colocando cortinas de lino de colores como el aguamarina, o almohadones rosa pálido sobre el sofá cama. Algunas plantas vivas también aportarán una atmósfera agradable.

Una cocina exterior

Una cocina al aire libre se convierte rápidamente en el corazón de una casa de vacaciones. Aquí, podemos aprovechar un porche, un jardín o una terraza para colocar una cocina.

De esta manera, transformamos los espacios y les damos vida a nuevos rincones. Si se trata de sitios pequeños, una parrilla para barbacoa portátil es la mejor opción.

Al amueblar una casa de vacaciones lo conveniente es optar por muebles que cumplan una doble función, optimizando el espacio pero sin abandonar el estilo personal.