El sector agroalimentario demandó el apoyo y compromiso del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para emprender una política de promoción, inteligencia comercial y representación gubernamental en las negociaciones comerciales con otros países para diversificar las exportaciones.

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), destacó que México se ha posicionado como el décimo primer productor de alimentos en el mundo y se ha colocado como un gran exportador. No obstante, “nos urge pasar a la siguiente etapa: necesitamos que el país se consolide en los mercados en los que actualmente tiene presencia en el mundo, e incursionar en nuevos”.

Los acuerdos internacionales de México abren oportunidades, más allá de Norteamérica, como Europa, Asia, los países árabes, China y Medio Oriente, que también pueden aprovecharse en beneficio de toda la economía nacional, es decir, además de diversificar mercados, también debemos diversificar nuestros productos, comentó el líder del consejo agropecuario.

A través de un mensaje enviado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), De la Vega pugnó por el apoyo y el acompañamiento de este gobierno de la Cuarta Transformación. “Que cumpla la razón de ser del Estado Mexicano: garantizar la seguridad de sus ciudadanos y de sus bienes; también necesitamos un presupuesto equilibrado y suficiente para fortalecer la sanidad, la investigación, la tecnificación, infraestructura y comercialización para pequeños, medianos y grandes productores; no perder lo que hemos ganado como sector, las representaciones en el extranjero de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y Economía, que nos promueven, asesoran, cabildean y nos representan con temas de comercio y sanidad, coordinan las defensas de solución de controversias e investigación de subsidios”.