China completó el miércoles 25 (sept) la estructura principal del puente marítimo combinado tren-carretera más largo del mundo, en la provincia suroriental de Fujian.

La última viga de acero, con un peso de 473 toneladas, fue atornillada en horas de la mañana en el puente del estrecho de Pingtan, otro megaproyecto de China.

Cientos de obreros, junto con funcionarios del Gobierno, se reunieron sobre la calzada del puente para festejar el hito, marcado por un gran despliegue de fuegos artificiales.

Con una longitud de 16,34 km, la estructura conecta la isla de Pingtan y cuatro islotes cercanos con la provincia de Fujian de la parte continental.

El puente, cuya entrada en operación está prevista para el próximo año, puede reducir de dos horas a media hora el tiempo de viaje entre Fuzhou, capital de Fujian, y Pingtan, una zona piloto establecida para facilitar el comercio y los intercambios culturales a través del estrecho de Taiwan.

«De todos los puentes que se están construyendo a nivel mundial, este es sin duda el más difícil», dijo Wang Donghui, ingeniero jefe del proyecto. Wang destacó que se trata del puente marítimo tren-carretera más largo del mundo, además de ser el primero que construye China.

El proyecto ha captado la atención mundial desde el inicio de la construcción en 2013, ya que abarca un área frente a la costa sureste de China, considerada durante mucho tiempo como una zona «prohibida» para la construcción de puentes.

La región se caracteriza por fuertes vientos y poderosas olas durante la mayor parte del año, lo que la hace una de las tres áreas marinas más peligrosas del mundo junto con las Islas Bermudas y el Cabo de Buena Esperanza.

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)

(Xinhua/Lin Shanchuan)