Estados Unidos decidió con México y Canadá, que la política de restricción de  viajes no esenciales entre las fronteras,  se mantendrán vigentes hasta el 21 de julio.

El Departamento de Seguirdad Nacional de Estados Unidos aseguró que las medidas son para proteger la salud y seguridad de sus ciudadanos, y se sigue manteniendo el comercio y los viajes esenciales.