El encarecimiento de la canasta básica en lo que va del mandato de Andrés Manuel López Obrador es de 32 por ciento acumulado y el consumo nacional ha bajado en un 30 por ciento en promedio, aseveró Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Reveló que los consumidores han dejado de comprar productos como enlatados, huevo, botanas, dulcería y lácteos, lo que representa una caída de entre 20 y 25 por ciento de las ventas de los pequeños comerciantes.

En el caso del huevo es un asunto muy preocupante, pues para muchos de los mexicanos era el sustituto de la carne, subrayó en el marco de la presentación de la 17ª Encuesta: Inflación y desabasto.

Así, las ventas de los pequeños comerciantes de octubre del año pasado a la fecha han registrado una caída de 48.74 por ciento, mientras que el ticket promedio diario se ha reducido de entre 100 y 150 pesos a entre 100 y 50 pesos, reflejándose el encarecimiento del poder adquisitivo de los mexicanos.

La encuesta también reveló que los consumidores han cambiado la forma de comprar, ya que en el caso de la tortilla ahora se compra medio kilo y no el kilo, el huevo, el pan, tomate, cebolla, papa y aguacate por pieza, la leche por litro, etcétera.

Comentó que los pequeños comerciantes también refirieron que hoy en día sus clientes piden fiado, también han observado que ya no les alcanza para todos los productos de la canasta básica y que lo proveedores ahora ofrecen presentaciones más pequeñas.

En el caso particular, resaltó, los comerciantes ven un aumento en sus costos, principalmente en servicios públicos, como es el caso de la luz y el predio, además de las gasolinas.

Cuauhtémoc Rivera reveló que hoy en día se ha dado un fuerte desabasto, entendiéndose como que la oferta no está a la altura de la demanda, es decir, que el producto llega tarde, tal es el caso de aceites vegetales, de agua embotellada, la cerveza, entre otros productos.

La escases de la cerveza se ha registrado en zonas turísticas como en Guerrero, en el caso del agua, en Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y Baja California, y en el aceite vegetal a nivel nacional.

Refirió que lo que encarece mucho a los productos que llegan al mercado es la logística del suministro y de abasto, es decir, el intermediarismo, por lo que consideró la necesidad de armar una estrategia que si baje a la población a diferencia del Paquete Contra Inflación y la Carestía (PACIC).

Esto es, precisó, una estrategia en donde participen los sectores público, privado y social en donde cierto número de productos se lleven a los puntos de vista de manera directa, con el apoyo logístico con el que cuentan algunas compañías privadas, como si fueran micro despensas y ahí si demostrar que el precio es menor y que se va a respetar.

“El problema del PACIC es que no sabes que producto está, solo se sabes la categoría, entonces, son 24 productos, pero de qué marca. El PACIC no a aterrizado (…) es un acuerdo voluntario, porque se dieron cuenta que no pueden decretar un control de precios”

 

De hecho, apuntó que más allá de las cifras que den el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México (Banxico), en la última milla se ve una inflación de precios mucho más caliente que la que se reportó de 12.09 por ciento en julio en la inflación alimentaria.

Es un foco rojo, dijo, que está afectando a muchas familias derivados de la falta de política pública atinada que ayude realmente a los más de 44 millones de mexicanos que viven en el piso de la sociedad.

“El PACIC, hay que decirlo con todas sus letras, está siendo una carta de buenas intenciones, pero pasando hay una noticia lamentable que debemos darle a quien la suscribieron, el mercado no obedece las buenas intenciones, no jalan de esas formas las cosas”, subrayó.

El Presidente de ANPEC no descartó que se venga otra escalada de precios hacía noviembre de este año y enero de 2023, además de que la inflación alcance una tasa de 10 por ciento al cierre de 2022.

FuenteEl Heraldo

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Tijuanotas se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Tijuanotas, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorListo para el despegue, módulo suborbital mexicano
Siguiente artículoEl problema de los iluminados