La Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (ARHITAC) realizó un foro sobre engagement, en el que expertos analizaron algunas de las prácticas de las empresas para que su relación con los trabajadores sea mejor.

La presidenta de ARHITAC, Lourdes Moreno, manifestó que las empresas están interesadas cada vez más en saber cuáles son los factores que los trabajadores valoran más y que hacen que permanezcan en sus puestos.

La gente, dijo, continúa en las organizaciones por diversas razones y éstas no tienen que ver únicamente con el sueldo, sino cómo se siente en la empresa, si tienen oportunidades de crecimiento y si se trata al trabajador de manera personalizada.

Tomás Fragoso, uno de los expositores y quien se desempeña como subdirector de la empresa Mercer Wealth de Monterrey, mencionó que más que hablar de retención, las empresas deben de cambiar ese concepto por el de permanencia de sus colaboradores.

Se refirió al tema del salario emocional que tiene que ver con diversos factores que hacen que una persona se sienta bien en su trabajo y que van desde otorgarle distintos beneficios, hasta que se lleven bien con su jefe.

“La gente va a preferir trabajar siempre en un lugar en donde esté contenta, en donde disfrute lo que haga. El salario emocional es una forma de mejorar la rotación en todos los niveles”, expresó.

Eduardo Pascual, director de Consultoría en Talento de Aon Hewitt, señaló que se sabe que el 95 por ciento de las empresas que miden la opinión de sus empleados con base a ello toman decisiones de prestaciones o beneficios.

En este sentido, consideró que las encuestas son una herramienta muy valiosa para obtener mejores resultados en una organización.

Comentó que si los trabajadores se convierten en embajadores de la empresa y de su empleador, y los recomiendan, se logra con ello una permanencia activa que hace que no únicamente se cumplan metas de trabajo sino que se dé el extra.