Con el objetivo de eficientar las cadenas logísticas tanto de México como de Estados Unidos, el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) y Texas A&M University buscan coordinar esfuerzos para la creación de una alianza binacional de clústeres logísticos.

Carlos Canseco, director del Clúster para la Innovación Logística del Estado de Querétaro (CILQRO), comentó que ambos países firmarán hoy la alianza.

“Estos días trabajaremos en la planeación estratégica y en marzo del 2022 daremos a conocer avances y roles y responsabilidades que tendrán los diferentes actores que participan en esta alianza, tanto del lado mexicano como norteamericano”, expuso.

Lo que se busca con el acuerdo es mejorar los distintos eslabones de la cadena logística que tienen que ver no solo con temas de transporte, sino también con procesos aduanales, manejos de inventarios, planeación de la demanda, entre otros.

La alianza binacional contará con la participación de alrededor de 200 empresas tanto mexicanas como estadounidenses, integradas al Clúster de la Logística de San Luis Potosí, Clúster de la Logística y la Movilidad de Guanajuato, de Monterrey, Coahuila, San Luis Potosí, Texas Trucking Association y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

“Queremos estar alineados en un tratado de logística en donde compartamos y colaboremos ambos países. Impulsar al continente americano y que sea un referente mundial en logística”, apuntó Canseco.

Datos de la Oficina de Estadística del Transporte de Gobierno de Estados Unidos (BTS, por sus siglas en inglés) señalan que el comercio transfronterizo entre México y Estados Unidos generó una derrama de 56 mil 300 millones de dólares en agosto pasado, un alza anual de 20.1 por ciento.

El intercambio comercial vía camión durante ese mes generó ingresos por más de 39 millones de dólares, mientras que por ferrocarril fue por 6.7 millones de dólares. El punto fronterizo más utilizado fue el de Laredo, Texas.