Ante las presiones inflacionarias que prevalecen y han llevado a un incremento considerable, mes tras mes, de los precios al consumidor, un integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) consideró necesario que la política monetaria restrictiva continúe el próximo año.

De acuerdo con las Minutas de la última decisión de política monetaria de Banxico, en donde la tasa de interés aumentó en 75 puntos base para llegar a 9.25%, la inflación continúa siendo la principal preocupación del banco central, sobre todo aquella relacionada a los alimentos.

«(Es deseable) que el ciclo alcista de alzas termine a finales del 2022 y que se mantenga la postura restrictiva durante el 2023 para permitir que la política monetaria opere. Señaló que es imperativo considerar el rezago con el que esta funciona y evitar un apretamiento excesivo», se lee en el documento.

En este sentido, este mismo miembro señaló que las alzas en la tasa de interés apenas habría comenzado a incidir sobre el crédito, el consumo y la inversión.

Asimismo, consideró que Banxico podría desligarse de las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, dado que la institución central mexicana empezó con el alza de tasas desde antes, además de que en el país no se detectan presiones del lado de la demanda o el empleo.

En tanto, otro de los miembros de la Junta de Gobierno indicó que si bien aún no hay condiciones para disminuir el ritmo de alzas e, incluso, se podría debatir que se aceleren, un incremento de 100 puntos base no sería lo adecuado.

«i) resultaría en un aumento innecesario de la postura relativa; ii) un incremento mayor al anticipado por el consenso de analistas y operadores generaría incertidumbre sobre futuros ajustes; iii) se incurriría en el riesgo de alcanzar una tasa terminal muy alta, ante un ritmo difícil de mantener que requeriría una desaceleración posterior, para lo cual no habría condiciones en los próximos meses; y iv) sería difícil justificar una estrategia de front-loading consistente en adelantar las alzas ante la incertidumbre sobre el nivel terminal de la tasa de interés», destacó.

En la última reunión de política monetaria, Banxico advirtió que sería hasta el tercer trimestre del 2024 — último año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador — cuando la inflación logré converger al objetivo de 3% +/-1 punto porcentual.

FuenteAmérica Economía

1 Comentario

  1. ¿Qué tipo de situación entonces vamos a enfrentar los mexicanos en el año 2023?
    Deben informarle a la nación que se prepare tal vez para enfrentar un escenario con mayor inflación, y a la vez una disminución en el nivel de la actividad económica, para que nos vayamos preparando, claro sin avisos alarmistas sino centrados en la realidad de lo que estamos viviendo.

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Tijuanotas se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Tijuanotas, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLa soberbia del general y los diputados patéticos
Siguiente artículoLas familias pueden prevenir o incentivar los delitos