Ante la añeja problemática de la caseta de Playas el gobernador Jaime Bonilla “libero la caseta” el pasado miércoles mediante la firma de un decreto, el jueves por la madrugada la caseta fue tomada por miembros de la Guardia Nacional y del Ejército al considerar que el gobierno estatal se tomó atribuciones que no le corresponden al ir en de contra las leyes federales.

Consideramos que si queremos vivir en un Estado de Derecho, y que se respeten nuestros derechos como ciudadanos, el gobernador no debe invadir la competencia de la SCT, pero si cuidar el legítimo derecho de los ciudadanos al libre tránsito, considerando que la carretera se construyó en 1967 y el cobro era para amortizar el costo, mismo que seguramente quedó saldado hace años.

¿Entonces?  El panorama se ve complicado, será difícil ganarle a la federación y quizá lleve años, en un pleito legal,  pero siempre hay más de una solución para resolver un problema, por lo que se nos ocurre que el gobernador y el presidente municipal, busquen la forma de diseñar un camino alterno, y que digan cuánto pueden aportar para su construcción (estamos seguros que con los ingresos por predial y agua del aeropuerto se podría construir sin problemas) y los ciudadanos e iniciativa privada aporten el resto, con esto se podría demostrar que ¡Baja California es libre, digna e independiente y que con Bonilla sale adelante!  (y si le gustó la frase es libre de utilizarla, le regalamos los derechos de autor).

¿Otras ideas para resolver el problema? 

Compártala en comentarios.