En los próximos días Baja California será el estado donde el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) arranque de manera formal el programa ‘Educación sin Fronteras’, a través del cual los mexicanos que regresen de Estados Unidos de manera voluntaria o vía deportación, puedan certificar sus conocimientos educativos y laborales.

Durante su visita a la Plaza Comunitaria del DIF Municipal, el Director Nacional del INEA, Mauricio López Velázquez, precisó que el año pasado regresaron de Estados Unidos cerca de 20 mil personas que dijeron que se iban a quedar en Baja California, de los cuales 8 mil 902 presentan rezago educativo y podrán ser atendidos en tres municipios principalmente en Tijuana y Mexicali.

Recordó que a nivel nacional en 2016 hubo un total de 217 mil mexicanos repatriados, de parte del gobierno norteamericano en el marco del programa Somos Mexicanos y Siglo XXI, de los cuales 213 mil eran mayores de 15 años y de estos 109 mil presentaban secundaria trunca o menos.

En ese sentido, mencionó que cuando el presidente de la república promulgó el 21 de marzo las reformas a la ley general de educación, señaló que el INEA y la Secretaría de Educación Pública tenían que establecer un programa para garantizar el derecho a la educación de los repatriados y los retornados.

“Entonces estamos en Tijuana porque en 15 días abriremos aquí y en Mexicali, la Ventanilla Educativa en los puestos de repatriación que tiene el Instituto Nacional de Migración (INAMI), por lo que personal del INEA de diferentes entidades ya están recibiendo capacitación para afinar el programa en sus comunidades” indicó.

López Velázquez aseguró que con el programa “Educación sin Fronteras” los deportados mexicanos que regresen al territorio nacional podrán certificar sus conocimientos educativos y laborales, así como continuar con los mismos de manera agilizada, pues consideró que más allá del papeleo, lo más importante es el derecho a la educación.

Agregó que el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos ofrece educación a personas mayores de 15 años que presentan rezago en los niveles de primaria y secundaria.