El gobernador Francisco Vega y la Cónsul General de Estados Unidos en Tijuana, Sue Saarnio, se reunieron ayer para analizar la demora actual en los cruces de exportación de mercancías en la Garita de Otay en Tijuana.

El mandatario estatal informó que durante la reunión en las oficinas del Consulado General de Estados Unidos en Tijuana, revisaron temas en materia de desarrollo económico y de seguridad fronteriza.

En un comunicado señaló que el tiempo promedio de espera en la garita pasó de dos a ocho horas, esto ante la reducción de los carriles de acceso, lo cual incide en la productividad de las empresas en ambas fronteras.

Indicó que por ello, mantiene contacto con asociaciones y organismos empresariales de la ciudad, conformando un frente integrado por los gobiernos estatal y municipal, cámaras y asociaciones empresariales que trabajan en organizar y agilizar el flujo del lado mexicano.

Afirmó que además, tuvo contacto directo con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, para externarle tal situación, misma que actualmente es atendida por autoridades locales ante la representación diplomática.

Expuso que en el encuentro, ambas autoridades ratificaron el compromiso de trabajar conjuntamente en el seguimiento a temas de interés binacional, que son fundamentales en esta dinámica región fronteriza en la que es una constante el intercambio comercial y de negocios.

Precisó que ambos funcionarios reiteraron la importancia de reforzar la coordinación entre las instancias de ambos lados de la frontera, para apuntalar el desarrollo económico y la competitividad entre México y Estados Unidos.