El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo que la decisión que tomó Estados Unidos de extender por un mes más el cierre de la frontera, que se viene aplicando desde el año pasado, tiene que ver con la aparición de la variante Delta y el incremento de los contagios de coronavirus en ambos países.

La determinación de Washington de mantener las restricciones de tránsito terrestre para viajes no esenciales en su frontera con México, de unos 3.185 kilómetros, se da en medio de los esfuerzos que inició el mes pasado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para vacunar a toda la población adulta en el norte del país y crear las condiciones sanitarias para lograr la reapertura de la frontera.

Pese a la prórroga del cierre fronterizo hasta el 21 de agosto, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México dijo, en un mensaje de su cuenta de Twitter, que se continuará con el diálogo bilateral y reiteró que “el ritmo acelerado de vacunación contra COVID-19 en la frontera genera condiciones para avanzar en mutuo beneficio”.

Así lo ratificó el presidente López Obrador, quien anunció que para principios de agosto se espera concluir el proceso de vacunación en los municipios fronterizos.

De acuerdo con los registros de las autoridades mexicanas, desde diciembre pasado hasta la fecha se han vacunado 39 millones de personas en todo el país, que representan al 44% de la población adulta.

Los casos de COVID-19 han ido en aumento en las últimas semanas, especialmente entre los jóvenes, y ya se tiene un registro de 2,69 millones de contagiados y 237.207 muertos. Entre las entidades donde se ha reportado el mayor número de casos, en medio de la tercera ola, está la capital mexicana y los estados de México, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Tabasco, Veracruz, Querétaro, Nuevo León y Sonora, estos dos últimos próximos a la frontera con Estados Unidos.

El Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos reconoció que la variante Delta es una de las causas de que el cierre de la frontera para viajes terrestres no esenciales se amplíe, al menos, hasta el próximo 21 de agosto, con lo que se acumulan 17 meses consecutivos del bloqueo.

A mediados de mes la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo que habían sido detectadas 24 variantes del virus en los 32 estados de México, al tiempo que se reportó un incremento semanal de contagios de 30%. Entre las variantes que tienen mayor presencia en el territorio mexicano están Alpha, Gamma y Delta.

Las autoridades de salud reconocieron recientemente que la variante Delta es la que domina en los casos registrados en Ciudad de México.