El 60% de las empresas del sector constructor se adhirieron al decreto de estímulos fiscales para otorgar un IVA del 8%, pero la complicación ha sido la tardanza para devolver el impuesto por parte de la autoridad.

Así lo señaló el Ing. Gabriel Antonio Valenzuela Moreno, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Tijuana, Tecate, Playas de Rosarito, luego del desayuno en el que estuvo como invitado el M.I.Francisco Fernández con el tema: Política fiscal actual y los rubros legales de importancia a considerar en sus empresas”.

“El estímulo de un IVA al 8% sí es un beneficio porque nos vuelve más competitivos, aquí la situación es la devolución de ese impuesto que hasta ahora la autoridad no lo ha devuelto a los proveedores”, indicó el dirigente.

Recordó que en un inicio solo el 40% de los agremiados se había inscrito al decreto de estímulos fiscales del gobierno federal, para poder aplicar a un IVA de 8% en lugar de un 16%, pero que al cierre del plazo, que fue el 30 de junio, un 60% de las empresas ya se había adherido.

Valenzuela Moreno subrayó que este decreto tiene áreas qué mejorar, ya que en el caso de los proveedores que manejan productos de importación, no obtienen ningún beneficio dado que deben pagar un IVA del 16%, para luego vender con un 8% a sus clientes.

“Nosotros utilizamos muchos productos importados en la construcción y ahí los proveedores tendrían un déficit, que no les afectaría tanto si la autoridad hiciera una rápida devolución del IVA, ya que eso sí está afectando al sector”, indicó.

El presidente de la CMIC refirió que ante los cambios fiscales el sector debe asesorarse con especialistas, ya que ellos como empresarios se dedican a construir y suelen desconocer las reglas fiscales que cambian constantemente.

En este sentido, el M.I. Francisco Javier Fernández Díaz, socio director de la firma Global Business Advisor (GBA), coincidió en lo conveniente de buscar asesoría profesional en temas fiscales para evitar complicaciones.

Aseguró que aunque al adherirse al decreto de estímulos fiscales, la autoridad tiene ciertas facultades de fiscalización y verificación de las empresas, puntualizó que siempre existen opciones para que el empresario pueda para defenderse legalmente.

“La recomendación es allegarse de asesores especializados en la materia, validar controles internos en general, atendiendo estos nuevos mecanismos de fiscalización, y buscar áreas de mejora que me permitan como empresario doblar esa certeza legal”, concluyó el Maestro en Impuestos.