Las oportunidades de educación en el país se limitan considerablemente, esto ante el refozarmiento de las actividades en línea de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el ciclo escolar 2020-2021.

De acuerdo con el estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, el 55.7 por ciento de los estudiantes no cuentan con el equipo de computación apto para reforzar las clases a distancia.

El estudio aborda la amplia necesidad que representa el uso de los medios digitales y tecnológicos en todos los niveles educativos. Sin embargo, en México uniacamente el 44.3 por ciento de los hogares cuenta con una computadora y el 56.4 dispone de una conexión a internet.

¿Y las comunidades rurales?

Es evidente que en distintas zonas del país, tales como en las comunidades rurales, el nivel económico impide el acceso a los medios digitales.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que solamente el 20.6 por ciento de los hogares cuenta con una computadora y el 23.4 por ciento de ellos con acceso a internet.

La comparación del nivel socioeconómico rompe todas las expectativas:

El estudio señala que la ausencia de medios tecnológicos contribuye a que los alumnos abandonen sus estudios.

“Este impacto es aún mayor en quienes forman parte de los

grupos vulnerables como es el caso de las personas indígenas, afrodescendientes, migrantes, refugiadas y aquellas que residen en áreas hacinadas, con un acceso limitado a tecnología y formas de educación e información alternativas”, expone el estudio.

La tecnología es el reto para los docentes

El cuerpo docente enfrenta el mismo problema, debido a que muchos de las maestras y maestros no cuentan con la capacitación adecuada para el uso de tecnologías, esto genera un problema en el proceso de enseñanza.

El estudio analiza que la interrupción prolongada de los hábitos de estudio provoca una pérdida de los conocimientos, una desventaja enorme.

Es evidente que el ciclo escolar 2020-2021 enfrentará un enorme reto, provocando un impacto económico hacia el futuro.