Entre risas y mucha diversión, Alianza Civil AC, Policías Municipales, CODEBA, Club de Leones de Playas de Tijuana y el Club de Leones Chapultepec apadrinaron a una familia en situación vulnerable, derivado de los trabajos que elementos que participan en el proyecto “Policía de Proximidad” han realizado en la colonia Pedregal de santa Julia, donde detectaron a una familia en condición vulnerable, misma a la que decidieron apadrinar.

Alberto Sandoval, Presidente de Alianza Civil resaltó el trabajo de la Policía de Proximidad por este acercamiento y la preocupación por el desarrollo integral de la niñez y las familias de las colonias con mayor problemática social, felicitando a todas las personas y organismos que participaron en forma altruista en las acciones descritas.

Para ello, los agentes organizaron una fiesta como la que nunca habían tenido en su vida los integrantes de dicha familia menesterosa, a quienes  alegraron durante horas con juegos infantiles, piñata, pastel, pizzas y refrescos, llevándoles además múltiples donativos que consistieron en zapatos, prendas de vestir y una despensa familiar completa.

El oficial Pedro Serrano, jefe del Departamento de Vinculación Ciudadana de Seguridad Pública, detectó que dos adolescentes, integrantes de la familia mencionada, abandonaron sus estudios, por lo que se harán gestiones ante las autoridades escolares para que los jóvenes se reinscriban y se mantendrá contacto permanente con ellos para alentarlos a que no deserten nuevamente.

Ana Luisa de Ortiz Villacorta, ExPresidenta del Club de Leones Playas de Tijuana, detectó que dos niñas requieren lentes y atención dental, por lo que serán canalizadas a la Clínica del Club de Leones Tijuana, A.C., para solicitar sean atendidas allí gratuitamente dotándoseles de exámenes médicos, lentes y eliminación de caries.

La fiesta llevada a cabo tuvo una grata visita sorpresa, ya que acudió Fernanda I, reina del Distrito B-1 del Club de Leones, quien compartió momentos de alegría y risas con los niños.

Finalmente, Doña Silvia y Don Serapio, abuelos y tutores de los siete niños, manifestaron su agradecimiento infinito por el gran apoyo recibido y la esperanza de que pueda mejorárseles su vivienda y en general sus condiciones de vida.