Honorarios médicos, colegiaturas desde preescolar hasta educación media superior y créditos hipotecarios, entre otros, son gastos deducibles de impuestos en la declaración anual, destacó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El organismo aclaró que para que estos gastos sean deducibles se debe pedir la factura y pagarlos por medios electrónicos.

En la declaración anual, que debe presentarse antes del próximo 30 de abril, los contribuyentes podrán también deducir la transportación escolar de hijos y nietos en caso de que sea obligatoria y se incluya en la colegiatura.

Así como los donativos a instituciones autorizadas por el Sistema de Administración Tributario (SAT), aportaciones voluntarias complementarias a las cuentas de ahorro para el retiro y seguros para el retiro y gastos funerarios.

De acuerdo con información del SAT, los gastos que pueden deducirse, amparados por facturas electrónicas, figuran además donaciones y primas de seguros.

El monto total de las deducciones personales (excepto donativos y estímulos fiscales) no puede exceder de cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales equivalentes a 147 mil 014.40 pesos o de 15 por ciento del total de los ingresos, lo que resulte menor.

Las auoridades fiscales recomendaron revisar oportunamente las facturas de estos gastos, ya que ayuda a que se presenten cargadas y clasificadas como deducciones personales en la aplicación de la declaración anual.