Maduro/Guaidó, Netanyahu/Gantz-Lapid, Trump/Sanders, Vergüenzuela, Estados Unidos, Israel -entre muchos otros donde podríamos incluir a Hungría, Polonia, Eslovaquia, Filipinas, Guatemala, etc. nos obligan a preguntar si realmente el viejo dicho de “Más vale malo conocido que bueno por conocer” debe aplicarse a la política de estos países en particular y de todos en general.

Dice la sabiduría popular que “más vale malo conocido que bueno por conocer” pero habría que preguntarle a quienes han visto aumentar los ataques racistas en 30% en Estados Unidos, la desaparición de servicios y comida en Vergüenzuela y la absoluta imposibilidad de llegar a una paz negociada en Israel si conservar al “malo” es mejor que conocer al “bueno”.

En las próximas elecciones sabremos que piensan los ciudadanos de esos países y cuales serán las consecuencias a pagar por los habitantes de los vecinos de cada uno de ellos.

Obviamente los mantendremos monitoreados y podremos ver si la “sabiduría popular” ha aprendido algo o sigue regida por el miedo al miedo