Las fiestas decembrinas están aquí y con ellas llegan los obsequios y por supuesto, el aguinaldo. Éste se piensa como un regalo para gastar en su totalidad, pero especialistas en inversión sostienen que administrarlo de manera efectiva nos dará la oportunidad de avanzar en nuestros objetivos financieros y convertirnos en un inversionista inteligente.

Primero conoce y analiza tu situación financiera actual. ¿Cuánto debo y cuánto tardaré en pagarlo? También debes tener en mente cuáles son tus proyectos a corto, mediano y largo plazo, y cuáles tus pendientes inmediatos por pagar, como inscripciones o liquidar deudas de tarjetas de crédito, dijo Iván Barona, director de GBMhomebroker.

Ubicado esto, debes destinar una parte del aguinaldo para dichos fines bajo el concepto de “solvencia de deudas”.

“Pero el aguinaldo no sólo sirve para pagar deudas, sino para ahorro e inversión”, indicó Barona.

José Antonio Ezquerra, director nacional de promoción de Casa de Bolsa Finamex, sugirió hacer una estrategia en tres ejes para invertir. El primero es dividir la inversión por mercado (deuda gubernamental, que es lo más líquido y menos volátil) y decidir lo que se puede meter en renta variable (empresas). El segundo eje es por moneda, cuánto destinarías en pesos y dólares, principalmente.

La tercera estrategia es elegir el plazo e, inclusive, considerar derivados, como una cobertura ante la volatilidad del tipo de cambio por el tema político en 2018.

“Lo menos volátil en los mercados es la deuda gubernamental en pesos y es lo más líquido”, dijo.

Si tienes proyectos a uno o dos años, una buena parte sería en renta variable en pesos, otra más pequeña en deuda gubernamental y pesos, que es menos volátil y otra en deuda gubernamental y en dólares. Si buscas invertir para tu retiro o de largo plazo contempla todos los mercados, con diferentes porcentajes.

Puedes iniciar en el mercado de renta fija, en fondos de inversión y destinar parte de tu aguinaldo a tu patrimonio, dijo Barona.