La arquitecto y activista Laura Díaz Soberanis señaló para AFN que Tijuana será una de las tres sedes en donde se ubicará un Monumento Nacional al Migrante, con el cual se pretende sensibilizar y dar un mensaje de paz al mundo.

Soberanis resaltó que será un monumento nacional que se instalará en las tres fronteras de México, el primero en Playas de Tijuana, el segundo en Ciudad Juárez y el tercero en Tapachula, frontera con Guatemala.

La activista destacó que aunque es un monumento aprobado ya por el gobierno, éste no les otorgó recursos para construirlo y para ello realizarán un evento el 25 de junio, del cual darán detalles más adelante, que sirva para recabar fondos para su construcción.

La activista adelantó que el diseño es en base al querer transmitir el dolor de la separación de la familia, muestra dos caras mirando hacia el norte, una es una mujer representando a las madres separadas de sus hijos, la otra es la cara de un padre que ha sido deportado y han sufrido, es una fuente en la que le emana el agua por los ojos, simbolizando las lágrimas.

En la parte inferior llevará grabados los nombres de las personas más representativas caídas, porque el mensaje, resalta, también va para los migrantes para que piensen mucho cuando quieran tomar el cruce de manera ilegal porque “no todo es felicidad en el sueño americano”.

La fecha de instalación aún es incierta puesto que dependerá del tiempo que se lleve en la construcción del monumento, mientras tanto, dijo con la Fundación Monumento Nacional al Migrante ya están trabajando con madres y niños deportados para que se reintegren a la sociedad mediante talleres y charlas de orientación.