Un nopal en el escenario alimenta el imaginario de una navidad perfecta. Una representación clara de las costumbres adoptadas para endulzar nuestras crudas realidades en nuestra inevitable torpeza como mexicanos en búsqueda de la identidad idónea.

El pasado 2 de marzo se estrenó en el Foro del Centro Estatal de las Artes Tecate una colaboración que involucró a los creadores y equipo de talentos de dos compañías de la región que han buscado mostrar en su trabajo  artístico algo de la realidad que nos concierne socialmente. El espectáculo Cielito Sweet es el resultado de un proceso creativo de un año, una puesta en escena que presenta a una bailarina solitaria la cual se enfrenta al público, a la sociedad, al sistema y a sí misma en un viaje por las emociones y por el tiempo.

El espectador  asistente pudo percibirse a sí mismo en una obra que toca la violencia privada de la relación de pareja, evolucionando en una fina línea entre lo sublime y lo grotesco hacia la inconciencia colectiva de un sistema político que ha pisoteado los derechos humanos en las últimas décadas. Pasando por melodías de Tchaikovski hasta  Daniela Romo, la pieza nos hace recordar lo diversos y ricos que somos como raza  mexicana.

En medio de lágrimas y carcajadas,  el público ovacionó de pie el estreno de “Cielito Sweet”, aceptando y reflexionando sobre la ineludible realidad que nos sacude. El espectáculo continuará presentándose en el estado de Baja California con funciones el próximo 20 de marzo en el Centro Estatal de las Artes de Ensenada y durante el mes de mayo en la ciudad de Tijuana.

“Cielito Sweet” fue una colaboración entre las compañías tijuanenses Teatro del Incendio y Lux Boreal con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.