A pesar de que México no se encuentra en la lista de Paraísos Fiscales, la Unión Europea sospecha que sí lo es, por lo que este año estará bajo supervisión para determinar si ofrece mecanismos para la evasión fiscal y de ser así obtener una sanción.

Lo anterior informó el abogado fiscalista, Jorge Alberto Pickett Corona, quien explicó que un paraíso fiscal es una región en la que los inversores extranjeros no tienen que pagar impuestos por el dinero que mantienen en sus cuentas bancarias o por la constitución de sociedades en su jurisdicción.

Bajo este mecanismo, abundó, estas empresas estarían obligadas a declarar y pagar impuestos en sus países de origen, pero para los paraísos fiscales ofrecen una exención total o con importantes reducciones de los impuestos a pagar

“En pocas palabras, estos países son utilizados para mantener grandes sumas de dinero sin dar explicaciones a nadie; ya que que los gobiernos de estos estados, en su mayoría son de pequeño tamaño y apoyan su economía en toda industria de ventajas tributarias y fiscales”, expresó.

Precisó que el objetivo principal de estos países, es atraer divisas y recursos de no residentes para fortalecer sus economías, esto debido a que generalmente son territorios con limitados recursos naturales y su industria es muy pequeña, por lo que la base de su subsistencia es el sistema financiero que se alimenta de recursos extranjeros.

Pickett Corona detalló que para 2019, son 15 países los que integran la lista negra: Aruba, Barbados, Bermudas, Guam, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Samoa Americana, Trinidad y Tobago, Emiratos Árabes Unidos, Islas Marshall, Belice, Dominica, Fiyi, Omán, Samoa y Vanuatu.

Puntualizó que además de estos países, hay otras 34 naciones más que están en una lista “gris”, que no han hecho caso a las recomendaciones que ha hecho la Unión Europea.

“México no se encuentra dentro de los países que integran la lista de paraísos fiscales, sin embargo, la Unión Europea sospecha que México es un paraíso fiscal y este año será a nuestro país se le dará seguimiento para determinar si esto es real”, apuntó.

El abogado fiscalista, explicó que para el 2019, la Unión Europea examinará a Rusia, México y Argentina, con vistas a su hipotética inclusión 2020, lo cual de cierta manera obligará al Gobierno Federal a tomar medidas especiales e intensificar la lucha contra todo método sospechoso que tenga que ver con beneficios fiscales, lavado de dinero y corrupción.

Explicó, que uno de los objetivos de esta “lista negra” de la UE, es crear un marco para el diálogo y cooperación son sus socios internacionales, para abordar las preocupaciones son sus sistemas fiscales y discutir asuntos de interés mutuo y de esa manera contar con un mayor control en auditorias y retención de impuestos.

Afirmó que a pesar de que México se encuentra bajo la lupa de la Unión Europea, en materia de regulaciones bursátiles para el combate contra el lavado de dinero, también es considerado como un líder regional, ya que ha creado modelos muy estrictos para conocer el posible origen de los flujos de dinero que circula por el sistema financiero.

Por último, Jorge Alberto Pickett, mencionó que el modelo que creó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para la certificación del puesto oficial para la prevención de lavado de dinero, es uno de los más modernos y avanzados, al menos en Latinoamérica.