Ante la coyuntura actual que se vive en México, ocasionada por la pandemia de Covid-19 que ha afectado en diferentes dinámicas de la vida diaria y con 2785 casos confirmados hasta el momento, uno de los objetivos que se busca es aplanar la curva de contagio, para lograr esa meta es necesario reconocer cuáles son los sectores más vulnerables y grupos de riesgo, con el fin de implementar medidas que permita frenar el contagio y evitar una mayor tasa de mortalidad.

En este sentido, El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), presenta el informe “Poblaciones vulnerables ante el Covid-19. Los jornaleros agrícolas”, coordinado por Laura Velasco, Marie Laure Coubés y Oscar F. Contreras; con la colaboración de Ietza Bojórquez, Camilo Contreras, Hilda García, Carlos Hernández, Francisco Lares y Eduardo Rodríguez.

En este documento se muestra que en los estados del norte trabajan más de 200 mil jornaleros, 80% de ellos concentrados en la región noroeste, conformada por Baja California, Sonora, Sinaloa y Baja California Sur y que, a causa de las condiciones salariales y laborales, son una población muy vulnerable ante el Covid-19, en términos económicos y sociales, con grandes rezagos en el acceso al sistema de salud. Y que, dada su participación en las cadenas de producción de alimentos, los jornaleros agrícolas no dejarán de trabajar.

Aunado a ello, uno de los riesgos a los que están expuestos está relacionado a la movilidad y a las condiciones en las que viajan constituyen una fuente de vulnerabilidad y de expansión del contagio, debido a que los trabajadores son trasladados desde diferentes partes del país.

El documento agrega que otra variable de riesgo es la vivienda o los llamados campamentos, los cuales no solo exponen a los jornaleros sino también, en ocasiones, a sus familias a condiciones de hacinamiento, lo cual puede ser un factor que facilita el contagio.

Este informe señala que es urgente y necesario garantizar el acceso a los servicios de salud de los jornaleros agrícolas debido a la alta movilidad de esta población a lo largo del país; al regresar enfermos a sus comunidades existe mayor riesgo de propagación del virus entre los sectores de la población más pobres y marginados del país.

El informe presenta una serie de acciones para reducir la vulnerabilidad de este grupo poblacional, recomendaciones a los campamentos y un llamado a las instancias de salud para que implementen acciones específicas que puedan reducir el la presencia del Covid 19 . Algunas de estas son:

-Generalizar las brigadas de salud, por parte de la Secretaría de Salud, para monitorear los contagios en campamentos y dar atención a la prevención y a los casos de infección y enfermedad grave.

-Revisar las condiciones de vivienda al interior de los campamentos y entre las personas en viviendas separadas, así como la organización del trabajo en el campo, para garantizar que se guarda distancia mínima entre los trabajadores.

El informe “Poblaciones vulnerables ante el Covid-19. Los jornaleros agrícolas” realizado por El Colef, se encuentra disponible para su consulta y descarga a través de: https://www.colef.mx/estudiosdeelcolef/los-jornaleros-agricolas-migrantes/