El pleno del Senado de la República aprobó reformas y derogó diversas
disposiciones de la Ley General de Turismo, mediante las cuales se desincorpora
el Consejo de Promoción Turística de México como empresa de participación
estatal mayoritaria y se ordena su disolución y liquidación.

La discusión entre las fuerzas políticas duró casi tres horas y fue muy pareja,
pues la oposición se pronunció contra la desaparición de ese organismo, los de
Morena hablaban a favor del dictamen de esa minuta que envió la Cámara de
Diputados.

Para presentar el dictamen, el cual se remite al Ejecutivo federal para su
publicación en el Diario Oficial de la Federación y su promulgación, el presidente
de la Comisión de Turismo, Antonio García Conejo, manifestó su opinión en
contra.

El senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) enfatizó que dicho
sector se ha posicionado en las últimas cuatro décadas como uno de los
principales destinos turísticos en el mundo. Desde 1980 a la fecha pasamos de
recibir cinco mil 394 visitantes aproximadamente, a casi 42 millones que llegaron
el año pasado.

Lo anterior significó una derrama de casi 22 mil 509 millones de dólares, todo
ello conforme a los datos que dan Data Tur y el Banco de México.
Recordó que en 1999, por decreto presidencial, se creó el Consejo de Promoción
Turística de México, hoy conocido como CPTM, para promover, planear,
programar la publicidad y difusión, por cualquier medio de información
especializada, actividades, destinos, atractivos y servicios que el país ofrece en
materia de turismo.

Los resultados están a la vista y desde la constitución del CPTM el turismo en
México continuó su crecimiento, alcanzando niveles muy importantes, de por lo
menos dos dígitos cada año.

Al concluir su intervención, que duró cinco minutos más de los 10
reglamentarios, destacó que quienes están cerca del presidente de la República
no le hablan con la verdad, no le dicen lo que se necesita en el sector, ni le dicen
la importancia que tiene la promoción turística en México.

“Espero que esta decisión se rectifique y que se siga defendiendo una de las
más importantes y nobles actividades económicas en nuestro país, el Turismo,
que constituye la tercera fuente de la economía”, añadió.

En tanto, la senadora Cecilia Margarita Sánchez García, de Morena, se posicionó
a favor y señaló que esas reformas a la Ley General de Turismo implican una
nueva realidad en la promoción turística de México.

“La desincorporación del Consejo de Promoción Turística no implica, de ninguna
manera, la desaparición de la promoción de nuestro país como se ha difundido;
significa que desde ahora se promocionarán nuestros destinos de una manera
más eficiente, con total racionalidad y absoluta transparencia”, explicó.

El turismo, enfatizó, es uno de los pilares de la economía de México, porque a
través de ese sector se generan empleo y servicios; pero expuso que bajo el
argumento de exponer las riquezas culturales, culinarias, históricas y
geográficas, se gastan demasiados recursos.

“No pueden seguirse gastando todos los recursos económicos naturales y
humanos sin tener claridad en el retorno y beneficio preciso y concreto de este
cuantioso gasto», expresó.

“México es un destino consolidado en el mundo, cuya promoción debe hacerse
acorde con los objetivos que como país nos sean prioritarios; no podemos cuidar
los centavos y seguir descuidando los pesos; no podemos seguir dilapidando
todo ese dinero que entra por esos recursos, debemos hacer una promoción que
no signifique el deterioro de nuestras playas, de nuestros bosques y manglares”,
afirmó.

En su opinión, se debe lograr que la llegada de turistas y la inversión de los
diversos destinos nacionales hagan desaparecer los cinturones de pobreza que
prevalecen en cada uno de los lugares que hasta ahora ha promovido este
consejo.

En este segundo día de periodo extraordinario, el pleno aprobó por unanimidad
regular y promover el trabajo a distancia como posibilidad de empleo y autoempleo en ciertas actividades, mediante el uso intensivo de las tecnologías
digitales.

La propuesta avalada con 115 votos, reforma la Ley Federal del Trabajo y busca
contribuir al desarrollo de sociedades más incluyentes, participativas y con mejor
calidad de vida, en las que sea posible conciliar trabajo, reducir los efectos
medioambientales y el estrés por el uso de vehículos y transporte público.

El dictamen se envió a la Cámara de Diputados para su revisión, dictaminación,
votación y posible aprobación.