En los últimos cinco años se redujeron los salarios en todos los sectores económicos del país, al tiempo que la subcontratación creció casi 40 por ciento. Los resultados oportunos de los Censos Económicos 2019, dados a conocer este martes, indican que las manufacturas, el comercio, los servicios y otras actividades sufrieron diferentes bajas.

La industria de las manufacturas continuó siendo la que paga los sueldos más altos. En 2018 cada trabajador ganaba en promedio 13,072 pesos mensuales. Sin embargo, en 2013 percibía 13,502 pesos al mes.

El estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indica que esos negocios emplean a 18.8% del total del personal ocupado. El crecimiento ha sido poco, pues en 2014 le daba trabajo a 18.1 por ciento.

En el caso de quienes trabajan en servicios, en 2018 tenían un salario de 8,508 pesos al mes, en promedio; en 2013, la remuneración era de 8,760 mensual. Ese sector también reportó una baja en los puestos de trabajo, pues actualmente emplea a 48.7% de las personas, mientras que en el 2014 lo hacía con 49.5 por ciento.

El comercio es el sector que ha tenido un menor impacto en los salarios, que de por sí eran los más bajos. En el 2013 pagaba 7,651 pesos al mes. Para el 2019 los trabajadores están recibiendo 7,584 pesos mensuales en promedio. Este sector emplea a 23.1% los trabajadores y 2014 el porcentaje era de 24.3.

Así retrocedieron los salarios en términos reales en los últimos cinco años:

  • Manufactura, -0.6%
  • Comercio, -0.2%
  • Servicios, -0.6%
  • Resto de actividades, -4.8%

Aunque la industria de la manufactura paga los mejores salarios, el beneficio directo es más para los hombres, pues 63.6% de su fuerza laboral son varones y 36%, mujeres.

En el comercio, donde las remuneraciones son más bajas, es donde hay mujeres. En ese sector, las trabajadoras representan 46.9% y los hombres el 53.1 por ciento.

Los hoteles y restaurantes son el tercer sector de la economía que más personal ocupado tiene, con 2 millones 578,951 trabajadores y genera poco más de 73 millones en remuneraciones.

En general, la participación laboral por género se mantuvo sin cambios en los últimos años: ellas representan 43.8% de la fuerza laboral; ellos, 56.2 por ciento.

Crece el outsourcing

El personal no dependiente de la razón social, es decir, los trabajadores de empresas de outsourcing son 6 millones 64,280 trabajadores, casi el doble de la cifra reportada hace una década, cuando eran más de 3 millones 700,000 trabajadores.

Desde hace 10 años la cantidad de trabajadores subcontratados ha ido en aumento. En 2009 representaban 13.6% del total de la población ocupada. Para 2014, dos años después de que esa forma de empleo se incluyó en la Ley Federal del Trabajo, el porcentaje subió a 16.6 y para este 2019 llegó a 17.1 por ciento.

El crecimiento de la tercerización ha avivado el debate en el Congreso. Aunque en ambas Cámaras hay un impasse para lograr una segunda regulación.

En el Senado la iniciativa de Napoleón Gómez Urrutia, de Morena, se mandó prácticamente a la congeladora, al convocar a un parlamento abierto para discutirla. Aunque el tema ya se había discutido en un espacio similar este año.

En la Cámara de Diputados otra propuesta no ha alcanzado el apoyo total. Esta iniciativa también es de un legislador de Morena, de Ulises Murguía. Sin embargo, ésta no ha sido rechazada por los empresarios, a diferencia de la de Gómez Urrutia.

Tendencias locales

En el estudio se registraron 6 millones 269, 309 establecimientos, donde trabajan 35 millones 463, 625 personas, de acuerdo con el comunicado del Inegi.

Entre el censo económico del 2009 y el del 2014 el personal ocupado se incrementó a una tasa de 1.3 por ciento. Para el periodo 2014-2019, el empleo repuntó a una tasa de 3.7 ciento.

Los resultados de este último censo dan cuenta que en México aún predominan los negocios pequeños, aquellos con menos de 10 personas ocupadas. Del total nacional, representan el 95% de las empresas y abarcan el 37.4% del empleo del país.

La Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Guanajuato son las entidades federativas donde se registra un mayor número de personas ocupadas en los negocios censados. Colima, Campeche, Baja California Sur, Tlaxcala y Nayarit es donde hay menos