Existen nubarrones en el futuro económico del país, que solamente los responsables de la conducción de la política pública, entre ellos los legisladores, pueden aportar a solucionar pero que no quieren ver, por lo que es necesario insistir en los riesgos que presenta el futuro de la economía mexicana.

Así lo indicó el vicepresidente del Colegio Nacional de Economistas, José Luis Contreras Valenzuela, al referir que inlcuso el Banco de México dio a conocer el mes pasado los focos rojos que se visualizan para el país, como la desaceleración de la economía mundial, lo cual se considera un importante factor de riesgo.

“Aunque es justo reconocer que se ha logrado estabilidad en el tipo de cambio y se ha mantenido una baja tasa de inflación, esta desaceleración está impactando fundamentalmente a las economías emergentes, entre ellas México”, apuntó.

Entre los efectos, dijo, están una disminución en el ritmo de crecimiento industrial de la economía mundial, por eso el precio de las principales materias primas se ha mantenido a la baja.

El hablar de una disminución de la tasa de inflación con bajo crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país, señaló el economista, no es necesariamente una grata noticia, sobre todo si la tasa de inflación, a pesar de ser baja sigue siendo superior sustantivamente a la del PIB nacional, que se estima no llegará al 1% a pesar de los anuncios oficiales.

Contreras Valenzuela expicó que se prevé un bajo crecimiento debido a que se ha tenido una disminución en la inversión, aunado a una caída en la creación de empleos, segín cifras del INEGI, lo que provocará un incremento en los niveles de desocupación e ingreso de la familias.

“Debemos ser conscientes que un país no se construye con la política monetaria, ésta solo es un instrumento de la política económica, por lo que crecer con estabilidad de precios y con estabilidad en el tipo de cambio sería muy ventajoso, ya que podríamos crecer con certidumbre y en estos momentos de nubarrones en la economía internacional, sería muy favorable”, consideró.

Al respecto, el vicepresidente del Colegio Nacional de Economistas precisó que los legisladores se han enfrascado en discusiones de tinte político, en lugar de abonar a soluciones que contribuyan al crecimiento de la economía.

“Los mexicanos no nos merecemos eso. Los mexicanos de bien queremos un país con progreso y eso se logra construyendo y produciendo”, finalizó.