El próximo 3 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en las que Donald Trump busca la reelección por parte del partido repúblicano, y, Joseph Biden busca la presidencia por parte del ala demócrata.

En un contexto sin precedentes, Estados Unidos ha enfrentado los efectos de la pandemia de COVID-19, así como manifestaciones sociales de diferentes grupos de la población, lo cual incrementa la incertidumbre sobre el proceso y los resultados de la elección del mes de noviembre.

En este sentido, el Dr. José María Ramos, investigador del Departamento de Estudios de Administración Pública de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), señala que el país transita por una reñida y complicada época de elecciones electorales.

A ello, advierte necesario revisar qué áreas del país son los sectores que se disputan, pues, como lo menciona Ramos, motivos históricos han concentrado el voto electoral de 4 o 5 estados decisivos para los resultados; como los son por ejemplo, California con una población que rebasa los 42 millones de personas, y estados como Florida, Texas y Ohio en donde  se centra el debate.

En cuanto a la relación entre México y Estados Unidos, el especialista señala que debido al cierre parcial de la frontera entre ambos países, ha modificado el contexto político y provocado el recrudecimiento de los protocolos de ingreso al país vecino.

La reflexión completa del Dr. José María Ramos

No hay comentarios

Agregar comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, Tijuanotas se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de Tijuanotas, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorBusque un experto si quiere proteger su privacidad digital
Siguiente artículoCovid-19: la nueva crisis que viene