Con la aprobación del T-MEC en el Senado, México manda un claro mensaje al mundo sobre la necesidad de generar una mayor integración comercial en medio de guerras comerciales, pero aún falta lo más difícil, que sea ratificado en Estados Unidos.

Así lo señaló, Octavio de la Torre de Stéffano, Presidente de TLC Asociados y Miembro del Cuarto de Junto del Sector Privado de la Renegociación del TLCAN, tras la aprobación en la cámara alta, del tratado que será enviado al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación y de esta manera sea ratificado.

El pleno de la Cámara de Senadores aprobó con 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones, el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que contiene el protocolo por el que se sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado en Buenos Aires el 30 de noviembre de 2018.

Explicó que el T-MEC representa cambios importantes en materia de reglas de origen del sector automotriz, en el capítulo laboral, mientras que se suman nuevos temas como el comercio electrónico, medio ambiente y Pymes, así como nuevas disposiciones en materia de propiedad intelectual, entre otros tópicos.

El experto en Comercio Exterior enfatizó que aún falta la aprobación legislativa en Estados Unidos, donde el panorama no se ve nada fácil, pues existe una batalla por parte del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, al tener ciertas exigencias sobre el acuerdo.

Entre las demandas que solicitan están: establecer mayor obligatoriedad en el cumplimiento de lo negociado en materia laboral; también cambios en aspectos medioambientales y otros temas relacionados a la duración de las patentes del sector farmacéutico.

“Sin embargo, hay que señalar que el Senado mexicano aprobó el texto legal de la modernización del tratado, si Estados Unidos decide cambiar algo del acuerdo, se tendría que volver a negociar, y en ese caso aún estaría vigente el TLCAN, teniendo los inversionistas seguridad jurídica”, destacó el Presidente de TLC Asociados.

Por otra parte, detalló que en Canadá el panorama no se ve tan adverso, pero desde el 21 de junio el parlamento entró en su receso político de verano y no regresarían a sus labores hasta después de la elección federal el 21 de octubre.

“Pese a ello, los legisladores podrían ser llamados a una sesión de emergencia para ratificar el acuerdo antes de los primeros días de septiembre”, estimó Octavio de la Torre, quien indicó que entre los beneficios del T-MEC están que se mantiene la apertura en el comercio agrícola en Norteamérica que para México sumó 50,700 millones de dólares en 2018.

Asimismo, asegura la integración productiva en el sector automotriz donde el comercio de México con sus socios en América del Norte sumó 139,244 millones de dólares en el último año.

Hay que recordar que en los últimos años, México ha logrado cifras récord a nivel comercial en su relación con sus socios en América del Norte, agregó, pues durante el primer cuatrimestre de 2019, por primera vez en la historia, México se convirtió en el primer socio comercial de Estados Unidos con un comercio superior a 203,000 millones de dólares por arriba de Canadá y China, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Economía.

Para quienes deseen mayor información sobre este y otros temas de comercio exterior y aduanas, Octavio de la Torre, puso a disposición la página de internet www.tlcasociados.com.mx.