La producción industrial en México cayó un 4.9% interanual en enero por el descenso de todos los sectores en un mes marcado todavía por la pandemia de coronavirus, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esta cifra fue resultado del descenso de la construcción (10%), la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (4.9%), la manufactura (3.4%) y la minería (3.3%), precisó el organismo en un comunicado.

En cifras desestacionalizadas, la actividad industrial aumentó un 0.2% en enero respecto al mes previo por el alza de la construcción (1.5%) y de la minería (0.2%), y pese al descenso de la generación de electricidad (1.7%) y de la manufactura (0.5%).

«En enero de 2021 se amplió la brecha de la actividad industrial y su nivel previo a la pandemia», explicó en Twitter el presidente del Inegi, Julio A. Santaella.

Esta caída se debe a la pandemia del coronavirus, que llevó a las autoridades a ordenar la paralización de todas las actividades no esenciales en abril y mayo del 2020.

En junio de 2020 comenzó la llamada «nueva normalidad» con una apertura gradual de la economía y las actividades sociales.

La actividad industrial se desplomó un 10% en 2020, una caída que se suma al descenso del 1.8% en 2019 y es un reflejo de la debilidad económica de México.

El Producto Interno Bruto (PIB) mexicano se contrajo un 8.2 % en 2020, su peor desplome desde la Gran Depresión de 1932, y se estima un repunte incierto para 2021 de entorno al 4%. En 2019, la caída del PIB fue del 0.1%.