Así como en el mes de octubre se promueve la prevención del cáncer en las mujeres, en el mes de noviembre toca la promoción de la prevención y cuidado de la salud en los hombres, por lo que Pro Oncavi AC invita a los hombres a unirse a la campaña “Un Bigote con Causa”.

La campaña aprovecha que el 19 de noviembre es el Día Internacional del Hombre, cuyo objetivo principal es abordar temas de salud masculina de todas las edades, y la cual está enlazada a la campaña Movember a nivel mundial, en donde los hombres se dejan crecer el bigote y se organizan encuentros con la intención de concientizar sobre dichos temas.
La intención principal es generar conciencia y que se hable sobre el cuidado de la salud y prevención del cáncer en hombres por medio del bigote.

Como parte de esta campaña, Pro Oncavi participó en la campaña “100 en 1 día Tijuana”, donde durante la carrera Neón Run se manejó que hombres escribieran en bigotes de papel un compromiso o mensaje sobre el cuidado de su salud o la prevención de violencia y estos sepegaran en una mano gigante, para que la gente pudiera acercarse y leerlos.

Además, difunde información utilitaria sobre el mal y su prevención en su página de internet y redes sociales, la cual puede ser consultada en http://prooncaviac.org y http://Facebook.com/ProOncavi

Los cánceres

Los tres tipos de cáncer más comunes en hombres de México son el cáncer de próstata, cáncer de pulmón, cáncer colorrectal y testicular.

El cáncer de próstata es un crecimiento descontrolado y maligno que ocurre a partir de células glandulares de la próstata. La posibilidad de desarrollar este tumor aumenta con la edad a partir de los 40 años, afectando a 1 de cada 10 hombres en algún momento de su vida.

Este cáncer es el más frecuente del hombre, y constituye la segunda causa de muerte por cáncer en el hombre después del cáncer de pulmón.

Entre las posibles causas se encuentran los factores genéticos (mayor predisposición en ciertas familias y razas) y dieta rica en grasas.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer y el segundo cáncer más diagnosticado en hombres en Estados Unidos y México.

Además de fumar y/o el humo secundario, entre las sustancias que se encuentran en algunos sitios de trabajo y que aumentan el riesgo de cáncer de pulmón se incluyen el asbesto, el arsénico, las emisiones de diésel y algunas formas de silicio y cromo.

El cáncer de colon es el tercero con mayor tasa de mortalidad en el mundo y el más frecuente del aparato digestivo, y está entre los 5 primeros tipos de cáncer en ambos sexos.

En junio de 2005, una investigación por el Estudio Prospectivo Europeo Sobre Cáncer y Nutrición sugirió que las dietas altas en carnes rojas, al igual que aquellas bajas en fibra y frutas y vegetales, están asociadas a un riesgo de cáncer colorrectal.

Aquellos que frecuentemente comen pescado mostraron un riesgo disminuido, así como las personas físcamente activas.

El riesgo de contraer este cáncer se incrementa al aumentar la edad. La mayoría de los casos ocurren entre los 50 y 70 años, mientras que antes de los 50 años es menos común siempre y cuando no haya una historia familiar de aparición de cáncer colorrectal y enfermedades relacionadas.

El cáncer testicular ha aumentado en Estados Unidos y otros países, el cual los expertos no han podido identificar aun la razón del aumento.

Esta enfermedad afecta principalmente a los hombres jóvenes y de mediana edad, aunque alrededor de 7% de los casos ocurre en niños y adolescentes, y alrededor de 4% ocurre en hombres mayores de 55 años.

Debido a que usualmente el cáncer testicular se puede tratar con éxito, el riesgo de que un hombre muera a causa de este cáncer es muy bajo si se detecta atiempo.

Las recomendaciones
1. Realizarse anualmente la prueba del PSA (Prostate Specific Antigen) anualmente.
2. Modificar la dieta: reducir el consumo de carnes, nueces, aceites y productos lácteos, y consumir más carnes magras, productos lácteos bajos en grasa y ácidos grasos omega-3.
3. Acudir a revisión anual con el médico.
4. Evitar el uso de productos mega vitamínicos, en algunos reportes se observó que el uso de vitamina E en altas dosis causo un leve aumento del riesgo de cáncer de próstata.
5. Mantener un peso saludable y aumentar la actividad física.
6. El tomate es rico en Licopenos, sustancia útil para prevenir el cáncer de próstata. Comer el tomate asado al menos 3 veces a la semana, es la mejor forma de aprovechar al máximo su efecto protector.

Para más información puede visitar los sitios de Pro Oncavi: prooncaviac.org y Facebook.com/ProOncavi, o comunicarse al teléfono 6 87 48 20, dirección: Leona Vicario 1450-102 Zona Urbana Río Tijuana. TEL: (664)6874820