No existe matrimonio mas duradero ni perfecto que el de la comida y el vino. Desde tiempos inmemorables se ha perfeccionado esta combinación mágica, creando un inseparable vinculo entre estos dos elementos que tanto nos fascinan. Uno de los lugares que ha logrado la excelencia que este maridaje se merece es el reconocido restaurante Glitretind de Stein Eriksen Lodge en Deer Valley, Utah.

La cava del restaurante – recién renovada – tiene una magnífica selección de vinos y burbujas, donde nos encontramos con verdaderos deleites con los que la sommelier experta nos consiente. Eligiendo los perfectos maridajes para los platillos que pide una mesa, la sommelier de Stein Eriksen se asegura que nuestro placer culinario sea exponencial.

La colección de vinos de Stein Eriksen Lodge supera las 10,000 botellas y más de $1 millón de dólares en valor, una de las colecciones más grandes y variadas del estado de Utah. El Director de Wine and Spirits mantiene la colección y ayuda a los huéspedes a combinar el vino perfecto con su cocina.

Mantenido a una temperatura de 55 grados Fahrenheit y 60 por ciento de humedad, el sótano cuenta con contenedores de madera de secuoyas del piso al techo y una zona de degustación.

Los seminarios y degustaciones de vinos privados, dirigidos por uno de sus sommeliers certificados y acompañados por un plato de queso o canapés, pueden programarse para hasta veinte invitados, creando así ocasiones mágicas.

Con sus 4 estrellas Forbes, Glitretind es un restaurante típico de montaña, desde sus ventana vemos la luz de la luna reflejada en la nieve de las pistas de ski y su cocina gourmet trae a la mesa riquísimos platillos como carne de bisonte, foi-gras y langosta importada.

El lujoso hotel Stein Eriksen Lodge, donde se encuentra Glitretind, se encuentra en la montaña de Deer Valley. Este es el ideal destino de ski, donde el lujo y la comodidad se mezclan para crear un ambiente verdaderamente cozy y elegante a la vez. Como sacado de una historia de fantasía, este destino navideño nos transporta a un mundo soñado, donde cada instante esta repleto de celebración y magia.