El Decreto de Frontera implementado por el Gobierno Federal que encabeza el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no ha dado los resultados esperados por los empresarios, aseguró presidente de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO) C.P. Salvador Díaz González.

Durante el desayuno mensual del organismo, en el que estuvo como invitado el Subadministrador de Aduanas de Tijuana, Mario Rodríguez Robles, el líder de los industriales señaló que la reducción del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que entró en vigor este año, hasta ahora no ha sido un hecho.

“Nosotros como industria maquiladora IMMEX, que tributamos bajo Safe Harbor o APA, estamos impulsando que nos consideren ese beneficio del 30% al 20% (de ISR), para ser más competitivos, y más con la explicación que nos acaba de dar el experto el día de hoy, en donde menciona que el incremento del salario mínimo al doble, nos trae efectos inflacionarios y costos adicionales que no estaban contemplados”, apuntó.

Cabe recordar que el Decreto de Estímulos Fiscales de la Región Fronteriza entró en vigor el 1 de enero de 2019, el cual incluye el incremento al doble el salario mínimo; la reducción del ISR al 20% y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 16% al 8%; así como la homologación de los precios de las gasolinas con el vecino país.

“Sigue diciendo el presidente que es un beneficio real para las zonas fronterizas; sin embargo, se ha visto que no ha dado los resultados esperados, toda vez que está en análisis el decreto. Y sí ha venido el procurador fiscal para hacer ofrecer unos ajustes, mismos que fueron publicados el día de hoy y serán analizados por nuestros especialistas”, subrayó el presidente de la AIMO.

Resaltó que los costos principales de la industria maquiladora son la nómina en un 60% a 70%; de ahí le siguen el pago de impuestos (federales, estatales y locales) con alrededor de un 15%, y el resto en servicios como luz, agua, entre otros.

Salvador Díaz mencionó que los asociados están a la espera de que el Colegio de la Frontera Norte (COLEF) emita los resultados de dicho decreto, al cierre del primer trimestre del año, y así validar o no si hubo ventajas reales para las empresas.

“Consideramos que el incremento al doble del salario mínimo sí tuvo más costos adicionales a los esperados. Aquí el gran ganador fue el Gobierno Federal con el incremento en la recaudación de impuestos, como es el caso de la seguridad social, por lo que esperábamos mucho la reducción del 30% al 20% de ISR que no se ha dado”, precisó.

Confió en que el Gobierno Federal reconsidere la posición de la industria maquiladora, toda vez que es una gran promotora del empleo en el país, y es que tan sólo en el caso del IVA, las empresas deben esperar de 8 a 10 meses para que la autoridad les regresen el impuesto, lo cual les resta liquidez y, por tanto, competitividad.

“Opinamos para los tres niveles de gobierno de la misma manera: puede haber mucha voluntad, pero lo que importa son los resultados, así estamos acostumbrados a trabajar en la industria, porque al igual que todos, queremos una economía fuerte para el país, a eso le estamos apostando, pero es tiempo de tener bien claros esos objetivos”, concluyó.